Thiem arrolló a Monfils y jugará la final del ATP de Buenos Aires

Categorías: Deportes.

Visibilidad: Noticias Destacadas – Segundo Bloque y Deportes – Homepage.

El austríaco barrió al francés por 6-2 y 6-1, y enfrentará al esloveno Aljaz Bedene, que doblegó al único argentino que quedaba en el torneo, el azuleño Federico Delbonis.

CAPITAL FEDERAL. apenas una hora y cuatro minutos necesitó Dominic Thiem para sacar el pasaje a la final del ATP de Buenos Aires. El austríaco pulverizó los pronósticos de un duelo parejo contra Gael Monfils y arrolló al francés por un 6-2 y 6-1 que estableció las diferencias de manera contundente.

Así, el campeón del Argentina Open buscará su segunda corona en el Buenos Aires Lawn Tennis Club este domingo, desde las 14, cuando se enfrente con el esloveno Aljaz Bedene, la gran sorpresa de la semana en el certamen que se disputa en Palermo.

Con el papel de gran favorito del torneo, Thiem se sintió a sus anchas en la tarde calurosa del Buenos Aires; con la derecha martilló y no le dio respiro a Monfils, que por el contrario, se mostró muy errático e incómodo. El número 6 del mundo exhibió un juego acorde con su ranking y también dejó en claro por qué es uno de los mejores jugadores del momento sobre polvo de ladrillo.

Thiem, de 24 años, va en busca de su noveno título en el ATP Tour, pero también con la idea de ponerle fin a un año sin festejos, ya que su último éxito lo consiguió en febrero de 2017 en Río de Janeiro.

Enfrente tendrá a un adversario que quiere levantar su primer trofeo de ATP, ya que Bedene sólo tiene dos finales previas, que perdió en Chennai, India, en 2015, y en Budapest, el año pasado. En el historial entre ambos, Thiem tiene ventaja de 2-1.

Bedene derrotó a Delbonis por 6-4, 2-6 y 6-1 y terminó con el sueño de ver un campeón argentino en el Buenos Aires Lawn Tenis. El último campeón local de este ATP 250, fue David Nalbandián, allá por 2008.

Las palabras de Thiem

“Esta tarde jugué mi mejor partido del torneo, me sentí en gran nivel con mi juego. Las condiciones son excelentes para mí y me siento muy cómodo en esta superficie. Contra Bedene tengo que tratar de jugar como lo hice en los últimos dos días, con él jugamos varias veces y nos conocemos mucho”, remarcó Thiem.

“Pude estar enfocado desde el comienzo. Me gusta jugar en condiciones como las que se dieron hoy, me sentí muy cómodo. Aljaz (Bedene) es un buen jugador, rinde bien en polvo de ladrillo y viene de ganarles a dos duros rivales como Schwartzman y Delbonis, así que tendré que mantener mi nivel para ganarle”, amplió el sexto jugador del ranking mundial.

La Nación/JMM.

Comentar