Policiales

Policías ‘torturadores’ se negaron a declarar en la causa por apremios

Los efectivos apartados de la Comisaría de Puerto Esperanza, tras la viralización de un video que los muestra dando cintarazos a un joven con problemas de drogadicción, se abstuvieron de declarar ante el juez de instrucción de Iguazú, Martín Brites.

Policías ‘torturadores’ se negaron a declarar en la causa por apremios

Los efectivos apartados de la Comisaría de Puerto Esperanza, tras la viralización de un video que los muestra dando cintarazos a un joven con problemas de drogadicción, se abstuvieron de declarar ante el juez de instrucción de Iguazú, Martín Brites.PUERTO IGUAZÚ. Los cuatro policías apartados de la fuerza por torturar a un joven de 29 años en la localidad de Puerto Esperanza, se presentaron ante el juzgado de instrucción de Puerto Iguazú, negándose a declarar en la causa por apremios ilegales, abuso de autoridad y tormentos. Cumplieron con el paso procesal de indagatoria ante el juez Martín Brites, acogiéndose al derecho de abstenerse de declarar.

Según el cronista de Iguazú, Walter Fernández, los uniformados no utilizaron los cintos contra la humanidad del joven indefenso, sino que “se utilizó el cinto como amedrentamiento. Pero se los denunció por apremios ilegales y en caso de comprobarse, no sólo pasarán a disponibilidad sino que además serán retirados de la fuerza”, comentó Fernández sobre el caso de los policías torturadores.

De acuerdo con Fernández, la parte de la sociedad que apoya a los uniformados y exige su restitución al cargo, van a hacer otra marcha el próximo 25 de Mayo. “Este joven tiene como enfermedad, la droga. Los comerciantes que sufrieron sus robos, salieron a apoyar a los policías”, dijo el periodista sobre el “operativo clamor” en favor de los uniformados que incurrieron en apremios ilegales en un video que se viralizó.

Para este periodista, un 60% del pueblo apoya a estos policías de la comisaría que ya tiene el oscuro antecedente de la intervención en el femicidio de Lieni Itatí Piñeyro, ocurrido en Julio del 2012, un caso en el que se sospecha de una red de encubrimiento para proteger al hijo del ex intendente del pueblo Gilberto Gruber –sobrino del actual intendente, Alfredo Gruber- y a su séquito de jóvenes “Hijos del Poder” –es decir, hijos de empresarios y personas poderosas de la zona.

jmm.

Más noticias
Comentarios

Más de policiales

Policiales
Espectáculos
General
<