Política

Lichowski “me pidió 300 mil dólares de coima”

Lo reveló Enzo Giraudo, quien está trasladando sus empresas a Córdoba y Brasil, por la altísima presión fiscal del gobierno renovador. “El de Misiones es un modelo feudal y mafioso. La gente es rehén y Cambiemos es cómplice. Acá sólo prosperan los empresarios relacionados al gobierno”, bramó.

Lo reveló Enzo Giraudo, quien está trasladando sus empresas a Córdoba y Brasil, por la altísima presión fiscal del gobierno renovador. “El de Misiones es un modelo feudal y mafioso. La gente es rehén y Cambiemos es cómplice”, bramó el industrial. “Acá sólo puede prosperar el empresario que está en relación con el gobierno. Y roban para la Corona”, sentenció.POSADAS. Una durísima acusación contra el actual Ministro de Industria Luis Lichowski se conoció este miércoles. Enzo Giraudo, aseguró a MisionesCuatro que el funcionario le pidió una coima de 35 mil dólares cuando estaba a cargo del Parque Industrial. Giraudo, que está en la etapa final de la mudanza de sus empresas, hizo un análisis lapidario del modelo político y económico que encarna el “misionerismo” de la Renovación. “El de Misiones es un modelo feudal y mafioso. La gente es rehén y Cambiemos es cómplice”, bramó Giraudo. “Acá sólo puede prosperar el empresario que está en relación con el gobierno”, añadió con dureza el industrial cordobés.

MisionesCuatro consultó a Giraudo por el fenomenal tarifazo aplicado por EMSA a los usuarios, que en Posadas, alcanzó subas del 1000% en algunos casos. El empresario recordó su pasado cercano como referente de los autoconvocados contra el tarifazo de EMSA, a principios del 2016. Y remarcó que la enorme movilización de aquella época se fue diluyendo en parte por el accionar de cierto empresario de medios que ligó a los manifestantes con el kirchnerismo y los partidos de izquierda.

“El Modelo Misionero es feudal y mafioso”

Sin los niveles de movilización de Enero del 2016, “EMSA sigue contra el pueblo, que ya no es víctima, sino cómplice”, empezó Giraudo. “El modelo misionero es un modelo mafioso amplificado, donde un pequeño empresario se tiene que ir. Tengo tres empresas que fui trasladando. El modelo misionero es feudal, de tipo mafioso. La única actividad privada que prospera es de tipo mafioso. Si uno es empresario, le piden coima”, bramó el empresario.

En esta línea, Giraudo aseguró que la fábrica de brazos robóticos no se instaló en el vacío Parque Industrial de Posadas, por el reclamo de dádivas por parte de funcionarios renovadores. “Pidieron coima. El que era secretario municipal, el ingeniero Luis Lichowski, fue el mentor de todo esto. De tanto en tanto tenías que contribuir para la caja política. Cualquier actividad tenía que contribuir con el 50%. Las empresas de afuera no viene por eso. Esto era un grupo italiano que dijeron ‘nosotros no damos coima. En Italia los que piden coima son la Mafia y nosotros no hablamos con mafiosos”, reveló Giraudo.

“Lichowski me pidió 300 mil dólares de coima”

Asimismo, Giraudo fue más allá y apuntó contra el gobierno renovador, que premió al supuesto coimero Lichoswki con el cargo –creado para él- de Ministro de Industria. “Lichowski fue premiado por no llevar empresas al Parque Industrial. Hoy es ministro de Industria. ¿Quién lo toca? Pero a mí, personalmente, me pidió 300 mil dólares de coima”, denunció el empresario. Esta denuncia por coima que se hace pública, es la primera que se conoce en Misiones en los últimos cinco años. Y apunta a uno de los protegidos del rovirismo, Luis Lichowski.

“El socio local que él (Lichowski) me presentó, Héctor José Miño de la empresa Arme, que también trabaja para Yacyretá y la municipalidad, le robó a los italianos 4,5 millones de pesos por máquinas que nunca entregó”, añadió Giraudo, en declaraciones que generarían un cimbronazo político y judicial mayúsculos, en cualquier otra provincia. Según Giraudo, los clientes de la empresa de capitales italianos recibieron los brazos robóticos porque él se quedó en la provincia y se hizo cargo de ese compromiso.

El industrial subrayó que la empresa que lideraba, construía brazos robóticos con mano de obra misionera, pero ahora ya no tiene empleados y decidió trasladarse a Córdoba.

“El pueblo es rehén y el gobierno nacional, cómplice”

Para Giraudo, la actitud de la población frente a las inequidades propiciadas por el partido gobernante, demuestra que con cómplices y rehenes del modelo político-económico que encarna el partido de Maurice Closs y Carlos Rovira. Tras recordar que en Enero del 2016 le aumentaron por encima de un 500% la boleta de luz, Giraudo admitió que “decidí irme de Misiones cuando vi la reacción de la gente. El pueblo es cómplice porque es rehén. Tenemos un gobierno provincial y una municipalidad llena de empleados. Eso le asegura (la continuidad) a la Re-robación (paráfrasis de Renovación), porque lo único que se hace es chorear para la corona”, fustigó.

Según el industrial, Cambiemos es cómplice de Rovira y el gobierno renovador. “Para mí el gobierno nacional es cómplice. No le podes dar plata a una provincia donde históricamente han hecho negociados, los Rovira y sus parientes, los que están en la Renovación y los que no. Ninguno de la oposición le sale a disputar el liderazgo a Rovira. Es más, lo van a mantener ahí para ganar la elección que viene”, vaticinó.

“Eso fue lo que me hizo ir. Es el contexto. La gente que no hace nada porque están cómodos ganando 12 mil pesos en la municipalidad y 15 mil en la provincia. Hacen 50 horas de cola para comprar en Paraguay y campan con eso. Sobreviven y están cómodos porque no te exigen mucho”, criticó lacerante, una idosincracia del ciudadano misionero.

Las diferencias en las cargas impositivas de Misiones y otras regiones

Sobre el final de la nota, Giraudo detalló algunos de los puntos que hacen que la provincia no sea competitiva para radicar industrias con gran valor agregado. “La carga impositiva que supera el 50%. Así es inviable porque tengo que asumir todos los costos y riesgos. (El Estado) es un socio minoritario que me maneja la empresa”, comentó.

“Mi empresa siempre pagó ganancias. Pero en Misiones, no les bastó que pagara ganancias, tenía que pagar por anticipado. Todavía no terminé de pagar este año y ya tengo que pagar a cuenta. Y ahora en el sector mío, las mineras, si no estás inscripto en un famoso registro de proveedores exclusivos del sector, te retienen el 20% de la facturación”, denunció un tanto sarcástico el industrial.

“De cada 100 pesos, 21 los retiene el IVA, 20 se lo queda (Rentas) a cuenta de ganancias. Me van a devolver 8 a fin de año. Así me dejan sin liquidez para hacer máquinas”, explicó Giraudo. Al tiempo que subrayó que en su sector, “para ser competitivo tengo que reinvertir”. En Misiones, “tengo que vender máquinas obsoletas. Te condenan a ser un mediocre y yo no lo soy”, sentenció.

Misiones, el Mercosur y la Justicia adicta

Finalmente, Giraudo apuntó a las asimetrías en términos de los esquemas fiscales de Argentina, Paraguay y Brasil. En Argentina, según el empresario, el Estado retiene el 50% de la facturación. “En Brasil es un 11,4%, y llegás a un 25% con los aportes personales. Es la mitad. En Paraguay estás en torno al 10%”, expuso.

“En córdoba no te cobran Ingresos Brutos si das fuentes de trabajo. Hay realidades diferentes”, graficó el empresario, una vez más criticando el modelo renovador y la política impositiva de la Dirección General de Rentas.

“Intenté luchar contra esto pero no hay justicia en Misiones. La Justicia está totalmente alineada al poder y hacer denuncias no tiene ni sustento, ni salida”, sentenció, lúgubre, Giraudo.

JMM.

Comentarios
Más noticias