Posadas

Malestar entre los usuarios por la reducción de frecuencias de colectivos

Los usuarios del transporte urbano de pasajeros de Posadas, se encontraron con la ya habitual reducción de frecuencias en temporada de vacaciones estudiantiles. En pleno horario pico, hubo esperas de hasta 20 minutos y los colectivos iban abarrotados de personas.

Malestar entre los usuarios por la reducción de frecuencias de colectivos

Los usuarios del transporte urbano de pasajeros de Posadas, se encontraron con la ya habitual reducción de frecuencias en temporada de vacaciones estudiantiles. En pleno horario pico, hubo esperas de hasta 20 minutos y los colectivos iban abarrotados de personas en distintos puntos de la ciudad capital este lunes.POSADAS. Usuarios del transporte urbano de pasajeros de Posadas, se quejaban este lunes de la drástica reducción de frecuencias propiciada por las empresas de transporte, con la anuencia de las autoridades municipales, que poco o nada hacen para controlar la eficiencia de este servicio público. Los usuarios estaban muy molestos no sólo por la reducción en la cantidad de ómnibus que prestan el servicio, sino también por el lógico incremento de la cantidad de usuarios en cada colectivo –sobre todo en hora pico-. Y no faltaron las quejas que apuntaron a la reducción de las frecuencias por una menor demanda, originada por la merma de estudiantes debida a las vacaciones de invierno.

“Los chicos no van a clases, pero no pueden largar un colectivo cada 20 minutos. Nosotros vamos a trabajar”, fue una de las quejas que se escucharon esta mañana dentro de un colectivo que se trasladaba desde el Oeste al centro de la ciudad. Varios usuarios se quejaron porque el ómnibus iba abarrotado de personas y el chofer sólo se dignaba a pedir que se muevan hacia la parte trasera, para hacer lugar a los usuarios que esperaban en las distintas paradas. “No hay más lugar, no se pueden cerrar o abrir las puertas”, se quejó otra mujer y una tercera dijo que acudiría a los medios de prensa, porque las empresas hacen caso omiso a las quejas de usuarios.

Cabe acotar que la reducción de frecuencias en periodo de vacaciones no es un fenómeno nuevo, sino que se trata de una práctica habitual de las empresas, que al ver reducida la cantidad de usuarios, achican drásticamente, la cantidad de micros que prestan el servicio público. Así, se prolongan las esperas y se ralentizan los trayectos –porque al haber más usuarios por ómnibus, el ascenso y descenso se hace más trabajoso-, al tiempo que el viaje es mucho más incómodo por la falta de espacio en las unidades. Es que las empresas mantienen su tasa de ganancia en épocas en las que se reducen la cantidad de usuarios –aún con el sistema del Boleto Educativo Gratuito (BEG), las empresas cobran subsidios estatlaes por cada estudiante transportado-, a través de la reducción de las frecuencias, vale decir, el recorte en la cantidad de unidades que circulan en la capital misionera.

Como cada año en vacaciones invernales o en las veraniegas, la municipalidad de Posadas y la Subsecretaría de Transportes de la Provincia, brillan por su ausencia y las empresas Don Casimiro (Grupo Zbikoski), Bencivenga y Tipoka, pueden reducir las frecuencias sin temor a sufrir ningún tipo de sanción que afecte sus tasas de ganancia. Y como cada año, los usuarios sólo pueden expresar sus quejas públicamente, sin ser escuchados por las instancias del Estado que deben garantizar la correcta prestación del servicio.

Obviamente, no son pocos los que relacionan la complicidad entre las empresas de transporte, la municipalidad de Posadas y la subsecretaría de transporte de la provincia en este tema –la reducción de frecuencias-, con el vínculo del Grupo Zbikoski y el partido gobernante: las movilizaciones de campaña en los actos del partido de la Renovación, las realizan, justamente, las empresas que prestan el servicio de trasporte público –especialmente las de Don Casimiro.

Más noticias
Comentarios

Más de posadas

Policiales
Espectáculos
Nacionales
General