Provinciales

Apremios Ilegales: piden “denunciar penalmente a los agentes”

cargando anuncio

Así lo hizo el docente de Puerto Esperanza, Carlos Duarte, quien se refirió al caso de los cuatro agentes apartados por torturar a un joven y advirtió que en el pueblo, se “instaló el falso debate” que ubica a los que rechazan los apremios policiales como “defensores de la delincuencia”.

Apremios Ilegales: piden “denunciar penalmente a los agentes”

Así lo hizo el docente de Puerto Esperanza, Carlos Duarte, quien se refirió al caso de los cuatro agentes apartados por torturar a un joven y advirtió que en el pueblo, se “instaló el falso debate” que ubica a los que rechazan los apremios policiales como “defensores de la delincuencia”. Además, Duarte confirmó que el comisario Rubén García, estaba al frente de la dependencia policial de Esperanza, cuando ocurrió el femicidio de Lieni “Tati” Piñeyro, el caso no esclarecido en el que se sospecha de encubrimiento en favor del hijo del ex intendente Gilberto Gruber y los “Hijos del Poder” de esa comuna.PUERTO ESPERANZA. El docente de Puerto Esperanza Carlos Duarte, reclamó hoy que el Ministerio de Derechos Humanos denuncie penalmente a los cuatro oficiales de policías separados de la fuerza tras ser filmados atormentando y torturando a cintarazos a un joven en la citada ciudad. Duarte planteó que se instaló un “falso debate” que ubica a las personas que reclaman el apartamiento de los oficiales como “defensores de la delincuencia” y a los que reclaman su restitución como defensores de la justicia y la seguridad.

“Lamentablemente no es la primera vez que el pueblo se divide. La gente toma partido, no pidiendo justicia o que se hagan las cosas como corresponde, sino por cuestiones personales”, comentó el docente sobre las movilizaciones exigiendo la restitución de los policías torturadores apartados.

“No se puede minimizar el castigo. Si ellos (los policías) hacen eso frente a civiles, imagínese lo que pueden llegar a hacer en una habitación cerrada. La Constitución dice que se terminaron los azotes y tormentos”, insistió el docente, en tono crítico a sus colegas de la zona, que exigen que no se sancione a los policías filmados cuando azotaban con un cinto a un joven indefenso.

Asimismo, el profesor pidió a la Justicia que actúe de oficio y a las organizaciones del Estado destinadas a erradicar las torturas, a presentar las denuncias penales correspondientes contra los cuatro uniformados separados de la fuerza. Se refiere específicamente al Ministerio de Derechos Humanos que conduce Lilia “Tiki” Marchesini y al Comisión Provincial para la Erradicación de las Torturas, que preside la abogada Rita Núñez.

“Acá hay torturas y apremios ilegales. Los organismos para la prevención de torturas, ¿por qué no actúan? Hay que denunciar penalmente a los agentes que cometieron ese delito”, fustigó. Con esto, Duarte pareció apuntar a la coacción política ejercida sobre Marchesini y Núñez, que difícilmente impulsen acciones contra el gobierno renovador al que pertenecen.

El comisario apartado, estuvo al frente de la investigación del femicidio de Taty

Por otra parte, Duarte confirmó que el comisario al frente de la seccional de Esperanza, Rubén García, quien estaba al mando de los policías torturadores y también fue removido de su cargo, estuvo al frente de la investigación del femicidio de Lieni Tati Piñeyro, el resonante caso nacional en el que el accionar de la policía local quedó fuertemente cuestionado.

Recordemos que en esta causa por la que hubo un solo imputado –Hernán Céspedes- que falleció “suicidado” dentro de una comisaría de Iguazú el día previo a su traslado para prestar declaración indagatoria. Este hecho, sumada a numerosas irregularidades constatadas, como el adulteramiento de la escena del crimen, fue relacionado a las sospechas de la participación de Fabián Gruber, hijo del ex intendente Gilberto Gruber y sobrino del actual acalde Alfredo Gruber.

Es decir, los uniformados al mando del comisario García, fueron los que llevaron a cabo parte de las investigaciones en un crimen en el que se sospecha de los “hijos del Poder” –hijos de empresarios adinerados de la zona, junto a Fabián Gruber-, pero sólo hubo un “culpable” –un joven de condición humilde, compañero de colegio de la víctima-, que justamente, “se suicidó” antes de declarar en una celda de la temible Comisaría Quinta de Iguazú.

Consultado por MisionesCuatro sobre si podría haber una organización o instigación por parte de gente del clan Gruber, para el “operativo clamor” hacia los policías torturadores, Duarte fue determinante: “No he escuchado eso. Acá surgió por una cuestión de amistad. Pero lo que le planteé a una docente que fogonea esto que con ese criterio, tendríamos que perdonar al hombre que le pega a una mujer”, bramó.

De todas formas, el nexo entre los Gruber y el comisario García existe, a tal punto que el jefe policial fue removido en 2013 –después del crimen de Taty Piñeyro- y luego fue designado nuevamente en el cargo.

“Acá se instaló un falso debate: los que están a favor de la seguridad van a pedir que se restituya a los policías y los que están a favor de los delincuentes, van a pedir que ellos sean sancionados. Nada más lejos de eso. O estoy preocupado por los hechos de inseguridad, por los robos y los motochorros. Pero pedimos que se hagan las cosas como corresponde”, se quejó Duarte sobre la división suscitada en el pueblo por el grotesco caso de la “cintareada” a un hombre con problemas de adicción, totalmente indefenso ante cuatro uniformados.

jmm.

Comentarios