Justicia

Crimen de Alexander Figueredo: Condenaron a la madre y al padrastro a más de 35 años de cárcel

cargando anuncio

Alexander Figueredo Vázquez murió tras ser golpeado por su madre y su padrastro el 5 de abril de 2020. La madre Fernanda Vázquez-oriunda de la ciudad de Eldorado-y su pareja Pablo Alves, fueron condenados por los delitos de tortura y homicidio agravado en un juicio realizado en Brasil, país de residencia de los involucrados.

Crimen de Alexander Figueredo: Condenaron a la madre y al padrastro a más de 35 años de cárcel
Los familiares de Alexander presentes en el juicio

Los autores de la muerte a golpes del eldoradense Alexander Martín Figueredo Vázquez de 3 años, fueron condenados en un Tribunal de la Justicia del Estado de Paraná en Brasil.

La muerte del menor ocurrió el 5 de abril de 2020, en la Línea São Paulo en el interior de Bom Jesus do Sul. Ese día, Alexander fue trasladado al Hospital Dionísio Cerqueira para atención médica, pero no resistió y murió.

Luego de los alegatos, la misionera Fernanda Fidelina Vázquez (21), madre de la víctima- quien permanece prófuga de la Justicia del país vecino desde octubre pasado- fue condenada a 34 años, dos meses y dos días de prisión en régimen cerrado; y a Pablo Alves de 24 años y expareja de Vázquez, a 37 años de prisión en idéntico régimen.

El juicio se realizó este viernes en el “Forum Judiciario” de la ciudad de Barracao.

En el debate, Pablo Alves fue el único presente de los encartados. Luego de la lectura de la acusación y previo a la declaración de testigos y alegatos respectivos, declaró que lo que sostuvo en sus indagatorias previas fue presionado por internos del penal donde fue alojado como sospechoso del crimen de Alexander.

Fernanda Fidelina Vázquez se escapó de la prisión de Santo Antonio el sábado 16 de octubre y aún no fue recapturada.

La orden de aprehensión fue solicitada a Interpol, pero hasta el momento en ningún control migratorio se registró el intento por volver a la Argentina de la imputada.

Vázquez y Alves intentaron en un primer momento la coartada de que el niño habría caído y se rompió la cabeza contra la cabecera de la cama. Pero, ante la gravedad de heridas en todo el cuerpo, los investigadores de la Policía Civil los detuvieron preventivamente.

La autopsia realizada al cuerpo de Alexander en el Hospital de Dionísio Cerqueira, confirmó que sufrió politraumatismo de cráneo, hemorragia abdominal aguda debido a la rotura del hígado y del riñón, contusión en el pulmón izquierdo y que la causa del deceso habrían sido las hemorragias internas.

Ante las evidencias presentadas por las pericias y el examen de la autopsia, la madre y padrastro confesaron que golpearon al niño y que lo hacían porque lloraba y pedía comida.

Alves habría admitido que golpeó a Alexander, pero también afirmó que la madre lo hacía. Vázquez por su parte, admitió el contexto de violencia, pero que no se atrevía a frenar al padrastro cada vez que su hijo lloraba.

El cuerpo de Alexander se encuentra en el cementerio de Bom Jesus do Sul, y algunos familiares estuvieron presentes en el juicio alegaron que el cuerpo del niño puede ser llevado a Argentina para ser enterrado.

Comentarios