Salud

Frutos ricos en proteína para una dieta sin carne

Para los que no comen carne, consumir suficientes proteínas puede ser un reto. Ayúdate con estos frutos.

Frutos ricos en proteína para una dieta sin carne

Las proteínas son uno de los tres grupos de macronutrientes -junto con las grasas y los carbohidratos- que son esenciales para la vida humana.

Las proteínas tienen un papel crucial en el desarrollo del organismo, y en el mantenimiento de diversos tejidos y componentes del cuerpo, como los jugos gástricos, la hemoglobina, las vitaminas, las hormonas y las enzimas.

La carne y el pescado (entre otros) son algunas de las fuentes más comunes y más ricas en proteínas a las que la mayoría de las personas tienen acceso, pero en vista del impacto ambiental de su consumo, muchos deciden evitar estos alimentos y buscan proteínas en fuentes de origen vegetal.

Las legumbres son una de las mejores alternativas, así como los frutos secas. A continuación, te presentamos seis de ellos que son muy ricos en proteínas y que deberías incluir a tu dieta si has decidido no comer carne.

Según los expertos, lo común es que las personas consuman exceso de proteínas, pero para los que han desechado las carnes y otros alimentos como el huevo, suele suceder lo contrario. Por eso es importante ser conscientes de nuestra ingesta diaria de proteínas y estar atentos ante señales de deficiencia. Algunas de las más comunes son:

  • Fatiga crónica y falta de energía generalizada
  • Debilidad del cabello y la piel
  • Pérdida de masa muscular y calambres
  • Salud frágil
  • Gases y estreñimiento

6 frutos ricos en proteína

  1. MANÍ (22G DE PROTEÍNA POR CADA 100 GRAMOS)
    Es rico en vitaminas y minerales, como vitamina B3, que son cruciales para mantener la buena salud y prevenir o tratar enfermedades como la diabetes.
  2. ALMENDRAS (18G)
    Las almendras son reconocidas como uno de los frutos secos más nutritivos. Aportan energía, grasas saludables, calcio, vitamina E, y le hacen muy bien a las mujeres embarazadas.
  3. PISTACHOS (18G)
    Si consumimos pistachos regularmente y con moderación, sus propiedades nos ayudan a prevenir el cáncer y la diabetes, perder peso, disminuir niveles de colesterol, combatir el estrés y a mejorar el estado cardiovascular.
  4. AVELLANAS (13G)
    Las avellanas tienen el mayor aporte de lípidos entre todos los frutos secos, que regulan los niveles de colesterol y los triglicéridos en sangre. También son antioxidantes, y contienen calcio, fósforo y magnesio.
  5. CASTAÑAS (5G)
    Las castañas tienen un contenido alto de fibra y esto los convierte en alimentos ideales contra el estreñimiento. Además, tienen un contenido calórico bajo, tienen un efecto saciante que regula el apetito, y aportan fósforo, calcio, hierro, zinc y magnesio.
  6. HIGOS SECOS (4G)
    El higo seco favorece el tránsito intestinal debido a su alto contenido de fibra. La fibra también ayuda a regular el peso corporal, y los higos también incluyen magnesio, manganeso, calcio, cobre, potasio, y vitaminas K y B6.

Con estos datos, puedes reconocer mejor los síntomas de deficiencia de proteínas y lo que puedes hacer para contrarrestarla.

Como siempre, es recomendable que asistas a un especialista si crees que sufres de alguna condición médica.

Bioguía
Más noticias
Comentarios

Más de salud

Policiales