Economía

La emisión monetaria y la inflación aumentaron un 12 mil por ciento en los últimos 20 años

cargando anuncio

Lo planteó el analista Gonzalo Acuña en su columna semanal para el Noticiero Central de MisionesCuatro, en base a datos oficiales. Además, de los últimos 60 años, sólo en 6, el Estado argentino gastó menos de lo que ingresó en sus arcas.

Compartir
Compartir articulo

La emisión monetaria y la inflación aumentaron un 12 mil por ciento en los últimos 20 años

POSADAS. La emisión monetaria y la inflación en los últimos 20 años, corrieron a la par en Argentina, según datos oficiales que presentó el analista Gonzalo Acuña en su columna semanal para el Noticiero Central de MisionesCuatro. En ese periodo, la inflación y la emisión monetaria acumularon un incremento del 12 mil por ciento y “con estos datos cae de maduro que emitir dinero es la principal causal de la inflación”, planteó Acuña.

Es una “teoría corroborada con datos” y “con esto salimos de la falsa discusión respecto de quién tiene la culpa (de la inflación) El 99% de la teoría económica apunta a que el origen de la inflación siempre es monetario”, insistió Acuña, añadiendo que “en una segunda instancia puede irse incrementando (la inflación) con otros aditivos, como la especulación”.

Para erradicar la suba generalizada de precios, el Estado debe llevar adelante una “política monetaria correcta y una correcta administración general de los fondos públicos”, subrayó Acuña.

Emision monetaria e inflación 2002 – 2022 / gráfico de Salvador Vitelli en base a datos del BCRA, INDEC e IPC de San Luis

Sólo en 6 años de los últimos 60, hubo equilibrio fiscal

Por otra parte, el analista destacó que “sólo se planchó la curva de la emisión monetaria entre 2003 y 2008, que fueron los únicos años de los últimos 60 años, en los que el Estado gastó menos de lo que ingresó. Hay que volver a un escenario donde la administración gasta menos de lo que ingresa. De los últimos 60 años, sólo en 6 se logró gastar por debajo de los ingresos”, enfatizó Acuña.

Consultado sobre la posibilidad de la impresión de billetes de mayor denominación, Acuña explicó que, como “suben tanto los precios de la economía, la denominación también tiene que ir subiendo, porque la capacidad de impresión de la casa de la moneda no va a alcanzar para cubrir la necesidad del mercado”.

La necesidad de aumentar la denominación de billetes por la creciente inflación

“Hay que levantar la denominación de los billetes, tenemos que tener un billete de 10 mil”, opinó Acuña, quien comparó la actual situación con la de los años 90s, cuando regía la Convertibilidad. “Si comparamos con los 10 años más estables del peso, la mayor denominación era de 100 pesos y equivalía a 100 dólares. Hoy nuestro billete de mayor denominación es de 1.000 pesos y tenemos un dólar de 370 pesos. Tendríamos que tener un billete de 30.000 pesos para que se equipare al billete de 100 pesos que teníamos en la década del noventa”, sostuvo.

Para Acuña, el presente proceso inflacionario “es muy preocupante y se tiene que terminar, o por lo menos, parar de seguir creciendo. De diciembre a enero, los productos de supermercados subieron entre un 20 y un 50%”, advirtió el analista. Y recalcó: “normalizamos los procesos inflacionarios, ya perdemos los precios relativos, no sabemos si es mucho o poco lo que se paga (por bienes y servicios), pero nuestros ingresos cada vez alcanzan menos”.

Comentarios