Nacionales

El debate por la religión obligatoria en las escuelas públicas llegó a la Corte

cargando anuncio

El máximo tribunal dio inicio este miércoles a las audiencias públicas para discutir la ley salteña que incluyó la religión como materia obligatoria.

El debate por la religión obligatoria en las escuelas públicas llegó a la Corte

El máximo tribunal dio inicio este miércoles a las audiencias públicas para discutir la ley salteña que incluyó la religión como materia obligatoria.CAPITAL FEDERAL. No es un taller que se dicta a contraturno ni fuera del horario escolar. Forma parte de la currícula académica y entre los contenidos que hoy deben aprender los alumnos de todas las escuelas públicas de Salta está la religión. La ley provincial de educación de esa provincia incluyó la materia de forma obligatoria en 2008 -aunque la educación católica en las escuelas siempre estuvo presente en Salta-, y el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que deberá decidir si esta medida es constitucional o no.

Hoy, a las 10, el máximo tribunal dio inicio a la primera de las audiencias públicas sobre el caso, donde distintos expertos en la materia, los “amicus curiae” disertarán confrontando las distintas opiniones: a favor y en contra. Hace algunos años, un grupo de padres junto a la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) demandaron al Estado provincial porque consideran que la medida, impulsada por el gobernador Juan Manuel Urtubey, es discriminatoria, viola la libertad de pensamiento y no garantiza la libertad religiosa, consagrada en la Constitución Nacional. Pero, en 2013, el máximo tribunal salteño falló a favor de esta normativa, y la ADC decidió apelar la decisión.

“Hacerles rezar el rosario a los chicos o que todos participen de una oración por la mañana es inconstitucional -dice de manera tajante Hernán Gullco, presidente de la ADC-. La religión no debe ser obligatoria y el federalismo no cede ante los derechos y las garantías reconocidos en la Constitución. La Corte de Salta rechaza nuestro planteo, pero al mismo tiempo reconoce que ese tipo de prácticas existen, y la solución que proponen es más contradictoria aún, porque ellos dicen simplemente que los chicos que no quieren participar no lo hagan. Pero la materia está dentro de la currícula obligatoria”.

De las tres primeras audiencias, que se extenderán hasta el viernes próximo, participarán los amigos de la Corte. Las partes en cuestión expondrán sus argumentos el próximo jueves 31, y para ese momento también se prepara la actual ministra de Educación de Salta, Analía Berruezo, que cuenta que no sólo será una defensa teórica, sino que piensa ilustrar lo que sucede en el aula durante las clases de religión con algunos de los cuadernos de los alumnos.

“No es una disciplina que reviste carácter confesional, no supone la fe de los chicos y no pertenece a ningún credo”, explica la funcionaria, que respalda la aplicación de la norma en al artículo 5 de la Constitución, que faculta a las provincias a elegir el tipo de educación primaria. También en el artículo 49 de la Constitución salteña, que garantiza a los padres el derecho a que sus hijos reciban en la escuela pública la educación religiosa que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

¿Qué tipos de contenido ven los chicos en el aula? “A comienzo de año se les manda a los padres una circular y se les pregunta si quieren que sus hijos reciban enseñanza religiosa, y se analiza la disposición de los contenidos en función de las convicciones de cada familia. Este año, el 87% de los padres respondió expresamente que desea que sus hijos reciban educación católica, pero también hay chicos de familias evangélicas, mormonas o testigos de Jehová, y se abordan los distintos contenidos. Para quienes responden que no quieren que sus hijos participen de las clases, la idea es trabajar de forma alternativa pero siempre dentro del aula”, dice Berruezo.

En cuanto a la práctica común de oraciones al inicio de la jornada escolar, la celebración de una misa o el hábito de bendecir la comida en el comedor escolar, algo que para la ADC es discriminatorio y anticonstitucional en el ámbito de la escuela pública, Berruezo asegura que eso no sucede de manera rutinaria en todos los establecimiento. Pero, sobre todo, insiste en que “los chicos no están obligados a participar de las oraciones”.

Para Mariano Narodowsky, profesor de la Universidad Di Tella, “un principio básico de la educación pública es la enseñanza no dogmática, y no sólo dogmas religiosos sino tampoco políticos e ideológicos. Eso garantiza su principio básico de admisión universal, de todos los alumnos con y a pesar de sus diferencias. Y con dogmas esto sería imposible”. Por otra parte, el experto sí considera que lo religioso debe estar presente en la escuela pero no como contenido dogmático sino histórico, social estético e incluso ético, con mirada convivencial. “De hecho, estoy de acuerdo con que, desde esa perspectiva, se visiten templos religiosos o se dialogue con pastores y creyentes de diferentes credos, entre otras actividades, como sucede en el programa Ciudad Educativa que se aplica desde 2008 en las escuelas porteñas”.

Cuándo se expedirá la Corte Suprema sobre el asunto nadie lo sabe. “La Corte no tiene plazos -dice Gullco-. Hoy comienzan las audiencias, luego las partes haremos nuestras presentaciones y habrá que esperar la decisión del máximo tribunal”. Mientras tanto, un día como hoy, los alumnos salteños de las escuelas públicas dividen sus horas de clase entre asignaturas como lengua, matemática, gimnasia, música y religión.

(Fuente: La Nación)

Comentarios