Sacerdotes afirman que hay más fieles en la misa

Categorías: Nacionales.

Palabras destacadas: feligreses, parroquias, carrara, hacer para ayudar, ayudar a evitar”, sancione la iniciativa, iniciativa sobre la interrupción, hacer para ayudar a evitar”, iniciativa sobre la interrupción voluntaria, ayudar, voluntaria del embarazo, interrupción voluntaria del embarazo, interrupción voluntaria, misa, mayor cantidad, oscar, cantidad, aborto, vida, y mayor.
Visibilidad: Noticias Destacadas – Segundo Bloque.

Los curas afirmaron que los feligreses “preguntan qué pueden hacer para ayudar a evitar” que se sancione la iniciativa sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

Sacerdotes católicos afirman que, como consecuencia del debate sobre la legalización del aborto en el Congreso, los fieles concurren en mayor cantidad a las misas en las distintas parroquias para rezar la oración por la vida.

En este sentido, destacaron la masiva convocatoria que tuvo la misa por la vida que encabezó el presidente de la CEA, Oscar Ojea, en la basílica de Luján el pasado domingo: desde la Iglesia aseguraron que se está viviendo un “reverdecer de la fe”. “Creció el número de personas que viene a misa. Se puede decir que es por el asunto de la ley del aborto”, sostuvo el cura José Luis Carvajal, vicario de la parroquia Patrocinio de San José, ubicada en Recoleta.

En ese sentido, el párroco indicó a NA que “los fieles preguntan qué pueden hacer para ayudar a evitar” que se sancione la iniciativa sobre la interrupción voluntaria del embarazo. “No podría mensurar si por el debate del aborto se ha acercado a las parroquias y capillas una mayor cantidad de feligreses. Mi intuición es que sí”, planteó el obispo Gustavo Oscar Carrara.

El prelado expresó que “se ha rezado mucho a favor de las dos vidas: la de la mamá y la de la niña o niño por nacer”, y subrayó que la cuestión del aborto “es un tema que apareció con más fuerza en el sacramento de la reconciliación (confesión)”.

En el ambiente de la Renovación Carismática Católica es frecuente escuchar de los sacerdotes que integran el movimiento la sugerencia -a la madre que confiesa haber abortado- que bautice al niño, es decir le ponga un nombre y rezarle, porque se explica que ese hijo “está en el Cielo”. Carrara aseguró que “de los más pobres y sencillos” se aprende que “la vida es sagrada”: “Aprendemos a abrazar la vida, como viene”. (AGENCIA NA y DIARIO NORTE DE CORRIENTES)

VB

Comentar