Política

Análisis de lo que dejó el debate presidencial

cargando anuncio

El móvil de MisionesCuatro consultó sobre el tema con economistas y un consultor político, para saber que mirada tienen del último debate realizado entre los candidatos a la presidencia.

Compartir
Compartir articulo
Análisis de lo que dejó el debate presidencial

Este domingo, Sergio Massa y Javier Milei se vieron las caras a una semana del balotaje. Los postulantes presidenciales de Unión por la Patria y de La Libertad Avanza protagonizaron un vibrante debate presidencial con varios cruces en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, el último de cara a las elecciones en segunda vuelta, que tendrá lugar el próximo 19 de noviembre.

Por tal motivo, para conocer cuál es la mirada que tienen algunos especialistas en el tema, el móvil de MisionesCuatro habló en primer lugar con el consultor político Federico Miravert, quien se refirió a las propuestas que dejaron los candidatos: “ninguno de los dos candidatos y esta es una gran deuda que tienen los debates en sí, pese a que yo creo que los de este año particularmente estuvieron bien organizados, pero es una gran deuda que tienen los debates como formato que no nos dejan, nos impiden un poco ver”.

Ayer el debate, más en torno a propuestas en sí, giró en torno a aquello que no se iba a poder hacer, como también en torno a contradicciones propias”, explicó Miravet.

“Un sin sabor”

Así lo consideró el profesor en macroeconomía Guillermo Knass, quien analizó las posturas y propuestas económicas de ambos candidatos.

“Creo que hay que un sin sabor, porque, en concreto, no se dijo nada que no hayamos escuchado, uno que volvió a refirmar que va a dolarizar”, declaró.

No me quedó claro tampoco en el bloque económico, si querés estabilizar vos tenés que hacer un recorte fiscal importante porque tenés que llegar a un superávit para dejar de emitir para financiar que es lo que está generando inflación, eso todos lo saben de eso no se habló o no quedó claro”, agregó.

Me quedó en una confusión de que ninguno de los dos candidatos está a la altura, o no lo quieren decir o no se querían exponer o directamente no tienen ni idea cómo hacerlo y están esperando al que le toca ver cómo ha pasado muchas veces en este país”, precisó Knass.

 “Se vieron pocas presiones”

Así lo consideró el economista Gerardo Alonso Schwarz, quien analizó el escenario económico del país de cara al balotaje.

Hubo pocas precisiones, tal vez hubo más estuvo centrado que la participación de cada uno de los candidatos en buscar posiciones y presiones del otro referente más que en propuestas propias. Es así como se ratificaron, por ejemplo, desde el espacio de Milei la idea de dolarización, que era uno de los ejes de su campaña. Desde el espacio de Massa, haciendo hincapié en el diálogo, poco la diferencia tal vez más importante que hubo, entiendo yo, es la visión de shock o gradualismo, o sea hacer todo de golpe o hacer todo muy lentamente”, explicó el economista. 

Más allá de eso la cuestión de fondo acerca del equilibrio fiscal, la negociación y ordenar las cuentas, creo que la misma realidad de los hechos está imponiéndose a los candidatos. Por más de que no se haya hablado mucho de esto, está claro de que el enorme déficit fiscal que hay hoy en día y, que este año, creció por toda esta campaña electoral como nosotros pensábamos que iba a suceder, como todos los años electorales”, afirmó Alonso Schwarz.

Un debate diferente

También dio su mirada la politóloga, Milva Carlino, en una entrevista brindada al programa “Otro Día Más”, que se emite por la radio Social Club 97.7.

Me parece que lo más importante es el efecto que tienen los debates, sobre todo teniendo en cuenta que es un evento dentro de la campaña electoral”, declaró.

“Un debate diferente, porque las reglas son distintas. Al ser solamente dos los participantes, permitió o favoreció un debate mucho más dialógico con posibilidad de intervenciones, con posibilidades de repreguntas y replanteos en forma permanente. Eso creo que en algún punto marcó una diferencia significativa qué le faltó al debate”, afirmó Carlino.

Y agregó: “me parece que, si bien estuvieron los bloques bien establecidos, con las temáticas bien establecidas, me parece que le faltó elevar un poco más en términos de propuestas la calidad del debate. Hubo instancias en las que el intercambio se llevó muchos más ataques en términos personales, que de alguna manera desmerecen o desfavorecen esta cuestión que nos da elementos a la ciudadanía para definirnos”.

 “El debate en sí mismo no cambia la intención de voto de quienes ya estamos convencidos por alguna de las dos opciones. Este debate, si se quiere, tiene mucha más influencia, o mucho más peso en ese sector del electorado que aún no se decidió, en ese voto que se denomina como blando, es decir, un voto que eventualmente en una encuesta nos dice que puede llegar a votar por Javier Milei pero no está del todo seguro, es decir, un votante que puede llegar a cambiar a último momento y, sobre todo, en ese segmento del electorado que es amplia todavía la franja que expresa que va a votar en blanco”.

Me parece que ahí es donde este debate sí tiene peso, no tanto en quienes ya estamos convencidos o en esas dos porciones grandes de la torta electoral que ya tienen definido a quién van a votar en la instancia del ballotage”, explicó Carlino.

Comentarios