Política

“El juicio por los Cuadernos no va a arrancar nunca, como el de la AMIA”

Lo dijo el empresario K, Gerardo Ferreyra, que este miércoles fue excarcelado por orden de la justicia. Ferreyra, muy cercano al ex candidato a vicepresidente Carlos Zannini, habló del “cambio” en la Justicia después de las PASO.

“El juicio por los Cuadernos no va a arrancar nunca, como el de la AMIA”

BUENOS AIRES. Gerardo Ferreyra, el directivo de Electroingeniería al que este miércoles le revocaron la prisión preventiva en la causa de los Cuadernos de las coimas, dio a entender que hubo un “cambio” en la Justicia tras el triunfo del Frente de Todos en las Primarias de agosto.

“Indudablemente la política se hace sentir en los tribunales, tanto es así que ustedes -los periodistas- están hablando de un cambio después de las PASO. En Comodoro Py siempre han estado atentos a lo que pasa políticamente”, afirmó el empresario, uno de los más beneficiados durante los gobiernos kirchneristas.

En ese contexto, según publica Clarín, Ferreyra pronosticó que el juicio por los Cuadernos no va a comenzar “nunca” -pese a que una parte ya fue elevada a la etapa de debate- e hizo una polémica comparación. “Claudio Bonadio elevó a juicio oral toda la causa, pero lo que me dicen mis abogados es que este juicio no va a arrancar nunca. Como el de la AMIA”, lanzó, en diálogo con Radio con Vos.

Preso por razones “geopolíticas”

Como otro de los motivos de su arresto, apuntó a las disputas “geopolíticas” entre Estados Unidos y China. El empresario recordó que Electroingeniería está asociada al Estado chino en la construcción de dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz, financiadas por bancos estatales del gigante asiático.

“¿Usted cree que Estados Unidos, en su disputa actual con China, intervino para correr a su competidor geopolítico de este territorio?”, le consultó entonces el periodista Alejandro Bercovich, a lo que respondió tajante: “De eso casi no tengo dudas”. “También puede haber una razón de mezquindad empresaria porque para ese gran proyecto competimos 23 empresas de cinco países distintos y nosotros ganamos, 22 quedaron afuera”, añadió.

Ferreyra aseguró que, entre los empresarios fue “el más extorsionado” para que declare como arrepentido y señaló que “el objetivo era sacarme de ese proyecto -las represas en Santa Cruz- que ganamos limpiamente”.

Una caución de 50 millones de pesos de caución

La Cámara Federal porteña le concedió la excarcelación a Ferreyra, bajo una caución real que debía fijar el juez Claudio Bonadio. El magistrado estableció que el monto sea de 50 millones de pesos.

La decisión fue de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, de la sala I del tribunal de apelaciones, quienes determinaron que ya no existen riesgos procesales que justifiquen que continúe la detención, en este caso domiciliaria, de Ferreyra. 

El empresario K tenía concedido el arresto domiciliario con tobillera electrónica por razones de salud, desde el 14 de junio.

Los argumentos de los camaristas

“No se verifica en este supuesto, la concurrencia de indicadores de riesgos con suficiente entidad como para sostener que la restricción personal impuesta a Ferreyra sea la única alternativa viable a los fines de garantizar la concreción del derecho”, sostuvieron los camaristas en el fallo al que accedió Télam.

Los jueces valoraron “la carencia de antecedentes penales computables y, fundamentalmente, que en estas actuaciones se halla agotada la investigación, habiendo señalado el propio Ministerio Público Fiscal que no se advierte, en lo inmediato, la necesidad de producción de medidas relevantes que pudieran ser obstaculizadas por el aquí imputado”.

Cercano a Zannini

El empresario está procesado como supuesto integrante de una asociación ilícita y fue enviado a juicio oral junto al resto de los acusados, entre ellos, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el detenido ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido. Ferreyra es un hombre muy cercano al ex Secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.

El dueño de Electroingeniería fue detenido el 6 de agosto de 2018 y fue uno de los pocos empresarios que no pidió ser aceptado como imputado colaborador en la causa penal abierta a raíz del contenido de los cuadernos del remisero Oscar Centeno.

Más noticias
Comentarios
Policiales