Política

Los rompehuelgas del PAyS

cargando anuncio

El rol de los legisladores Héctor “Cacho” Bárbaro y Martín Sereno en el reciente conflicto yerbatero, quedó en el centro de los cuestionamientos.

Los rompehuelgas del PAyS

Según Wikipedia, se denomina “esquirol” en España y “carnero” en Argentina a aquella persona que recibe una remuneración a cambio de romper una huelga. Además se explica que, en muchos casos,  estos “rompehuelgas” son contratados “ex profeso” por la patronal después de un estallido de la huelga por parte de los manifestantes para cumplir con su objetivo. Esta definición cabe completamente a los diputados del Partido Agrario y Social (PAyS), Héctor “Cacho” Bárbaro y su aprendiz, Martín Sereno.

Ambos llevan la denominación de “agrario” entre las siglas de su partido, pero de acuerdo a su accionar político en los últimos años y especialmente ante los hechos registrados la semana pasada en el marco de la protesta yerbatera; se pudo observar que no es más que eso, una mera denominación.

Lejos de las chacras, Bárbaro y Sereno entraron en acción nuevamente con el objetivo de “romper” la protesta de los colonos misioneros que llegaron con fuerza a la capital provincial e hicieron visible la gran inoperancia y desidia de las autoridades provinciales para resolver la crisis del agro que lleva casi una década de vigencia en Misiones.

Las operaciones de Bárbaro y Sereno son ordenadas directamente desde la cúpula del poder político renovador y los diputados están entrenados en esto de dividir y generar confusión entre los colonos.

Bárbaro hace años que saca partido del trabajo de los productores, especialmente de los tabacaleros. En el momento de mayor apogeo kirchnerista, desde el PAyS se trabajó intensamente en la creación de una asociación que pudiera “canalizar” los fondos frescos del gobierno de CFK que llegaban a la provincia. Por eso, Bárbaro encabezó una dura cruzada contra el ex titular de APTM, Ari Klusener, con quien se disputaba los recursos de los tabacaleros.

Finalmente, así nació la Asociación de Campesinos Tabacaleros Independientes de Misiones (ACTIM) y con ella la dependencia total al oficialismo. Bárbaro primero integró las filas del partido “Nuevo Encuentro”, que lideraba Martín Sabbatella y después llegó a ir como candidato de una lista colectora de Daniel Scioli y el ex motonauta ni siquiera una foto se sacó con el legislador cuando paso de campaña por Misiones. Sin embargo, los fondos para ACTIM seguían frescos.

Ahora, junto al ex periodista Martín Sereno, integrante del kirchnerismo residual que sobrevive en el Movimiento Evita, son claves en la conformación de los “dos tercios” de Carlos Rovira en la Cámara de Diputados de la provincia.

Pero su obsecuencia no termina dentro del recinto, ya que además desarrollan “intervenciones” a favor del gobierno Renovador fuera del Palacio Legislativo.

Este es el caso: ahora acusan a los cientos de productores que se manifiestan frente al INYM de ser “funcionales” a las grandes cadenas yerbateras y sin titubear, hasta se animaron a decir que no son “representativos”.

Su nueva jugada; acusar a Ramón Puerta de ser el instigador de la protesta en el INYM y de paso, salir a defender el proyecto de su “jefe” legislativo: el Fondo Yerbatero (FEY). Quizás sus intenciones sean ahora meter la mano en ese dinero dulce y que los productores sigan reclamando divididos y amargados.

Despliegan una vez más su ABC político: acatar las órdenes del poder y romper con toda oposición al “establishment” renovador. Bárbaro es uno de los principales referentes de la pseudo-oposición en Misiones, de hecho, el PAyS tuvo su base fundacional en ese objetivo. Siempre amagó con la conformación de un frente, y como todo “carnero” siempre volvió al calor del poder.   XP.

Comentarios