Política

Señalan que sólo la sociedad organizada puede terminar con la Ley de Lemas

Lo explicó el ex gobernador Antonio Bonfatti, que se refirió a la derogación del cuestionado sistema electoral en Santa Fe. La presión social fue tal que antes de las elecciones del 2003, todos los candidatos a gobernador debieron firmar un compromiso de derogar la norma.

Señalan que sólo la sociedad organizada puede terminar con la Ley de Lemas

Lo explicó el ex gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti, que se refirió al proceso que derivó en la derogación del cuestionado sistema electoral en su provincia. El dirigente socialista que preside la Cámara de Diputados santafesina, recordó que tras años de victorias de candidatos oficialistas con menos votos que el principal opositor, toda la sociedad se organizó y la presión social fue tal que antes de las elecciones del 2003, todos los candidatos a gobernador debieron firmar un compromiso de derogar la norma, en caso de llegar al ejecutivo provincial. En esa provincia, llegó a haber 44 mil candidatos para un padrón de 2.240.000 electores, es decir, uno cada 51 electores. Y en dos elecciones consecutivas a gobernador, ganó el candidato oficialista pese a no ser el más votado.POSADAS. El diputado provincial de Santa Fe, Antonio Bonfatti, visitó Posadas para apoyar la candidatura de los dirigentes del Frente Avancemos y en su paso habló con MisionesCuatro  de distintos temas vinculados a la política económica del gobierno nacional y la reforma electoral. El ex gobernador santafesino, uno de los referentes nacionales del Partido Socialista –que integra Avancemos- hizo mención a la derogación de la Ley de Lemas en su provincia, y aseguró que sólo la sociedad organizada pudo generar la presión suficiente para terminar con el cuestionado sistema electoral que rigió entre 1991 y 2003.

La opinión de Bonfatti es de mucho peso en este tema, que es uno de los principales reclamos de todo el arco opositor, siendo Misiones una provincia en la que, como en Santa Fe, invariablemente se impone el oficialismo, al calor de los recursos públicos usados en la campaña y el robo de boletas en el cuarto oscuro.

El fin de la Ley de Lemas, “fue una batalla de toda la sociedad civil. Si hubiese sido sólo por los partidos políticos, no lo hubiéramos logrado. En Santa Fe se organizó la sociedad para transparentar la política. Desde distintos sectores, empezaron a reclamar la transparencia y la adopción de la boleta única y fue tal la presión ejercida, año a año, que cuando llegó el proceso electoral del 2003, le hicieron firmar a cada candidato u compromiso público para derogarla”, comentó Bonfatti sobre este tema, recordando la campaña del 2003, en la que el peronista Jorge Obeid se convirtió en gobernador pese a cosechar 400 mil votos menos que su oponente Hermes Binner.

“La voluntad se falseaba y el ciudadano se ve frustrado y trampeado. Obeid asumió con 250 mil votos y Binner cosechó 650 mil”, recordó el dirigente.

En la siguiente elección, el socialismo consiguió imponerse y Binner se convirtió en gobernador (2007), rompiendo una hegemonía del oficialismo que se mantuvo durante todo el prolongado periodo en que estuvo vigente la Ley de Lemas.

En Santa Fe llegó a haber 44 mil candidatos para un padrón de 2.240.000 electores, es decir, uno cada 51 electores, por lo que peligró la seguridad institucional de la provincia. Y el dato que no puede pasarse por alto es que, derogada la norma, el oficialismo (el PJ de Santa Fe) perdió la gobernación y aún ahora, a catorce años de la derogación, no ha podido recuperarse como para volver a gobernar.JMM.

Seguí a MisionesCuatro en Google Noticias haciendo click aqui.

Más noticias
Comentarios

Más de politica

Policiales
Espectáculos
Nacionales
General
<