Posadas

Una escuela enseña en una capilla por falta de edificio

cargando anuncio

Se trata del Centro Educativo Polimodal (CEP) 26 del barrio Tacurú. Alberga a un centenar de alumnos en situación de pobreza.

Una escuela enseña en una capilla por falta de edificio

Se trata del Centro Educativo Polimodal (CEP) 26 del barrio Tacurú. Alberga a un centenar de alumnos en situación de pobreza.Una escuela pública secundaria de la ciudad de Posadas que no cuenta con edificio propio lleva seis años dando clases en los salones de catequesis de la capilla San Ramón.

Se trata del Centro Educativo Polimodal (CEP) 26 del barrio Tacurú, ubicada en la avenida Ituzaingó, entre las avenidas San Martín y Las Heras, que tiene un centenar de alumnos matriculados, todos ellos provenientes de familias en situación de pobreza que viven en la periferia de la ciudad y no cuentan con medios económicos para estudiar en escuelas del centro.La Institución fue creada por el Consejo de Educación hace una década, sin haber contado nunca con un edificio propio. Desde su creación, el colegio tuvo un largo derrotero de mudanzas por lugares prestados que nunca cumplieron con ningún esquema adecuado para dictar clases, relató a MisionesCuatro, la docente Liliana Tredici, directora del establecimiento.

A pesar de que en el 2014, el CEP 26 consiguió una donación de un terreno municipal para construir el anhelado edificio propio, todavía no lo pudo concretar debido a la falta de apoyo del Consejo de Educación. Así lo afirmó la profesora Norma Ripula al dar a conocer los detalles de la situación que atraviesa por estos días la institución educativa donde trabaja.La docente narró que el Concejo Deliberante de Posadas aprobó en el 2014 el proyecto de Ordenanza que autoriza al Departamento Ejecutivo Municipal a transferir al CEP un terreno para la construcción del edificio educativo propio. La fracción de tierra tiene una superficie total de 2000 metros cuadrados y se encuentra en la Chacra 97 de la capital provincial.

No obstante, la construcción no pudo concretarse porque el Consejo de Educación no pudo avanzar con la habilitación para su realización. “No hay voluntad para ayudar al colegio. Se presentan notas y no hay respuesta”, opinó Ripula.“El Consejo no acepta el terreno porque no cuenta con mensura, pero dice que tampoco tiene el dinero para pagar esa mensura”, expresó la docente al exhibir el presupuesto de 20.000 pesos que deben cubrir para conseguir la autorización de la cartera educativa provincial.

En este marco, volvieron a pedir públicamente al gobierno provincial que resuelva el caso para que puedan acceder rápidamente a las tierras cedidas por el Municipio y dar clases en condiciones adecuadas a los alumnos de una de las zonas más vulnerables de la ciudad.vb

Comentarios