Provinciales

“Los que tienen que ser monitoreados con tobilleras, son los violentos”

Según la referente de Mumalá Misiones, Miriam Barboza, que los violentos que amenazan y agreden a mujeres usen tobilleras electrónicas, es uno de los ejes de la Declaración de la Emergencia en Violencia de Género que impulsan organizaciones sociales ante el gobierno nacional y ante la Legislatura, cuando se inicie el periodo de sesiones ordinarias, en Mayo.

“Los que tienen que ser monitoreados con tobilleras, son los violentos”

Según la referente de Mumalá Misiones, Miriam Barboza, que los violentos que amenazan y agreden a mujeres usen tobilleras electrónicas, es uno de los ejes de la Declaración de la Emergencia en Violencia de Género que impulsan organizaciones sociales ante el gobierno nacional y ante la Legislatura, cuando se inicie el periodo de sesiones ordinarias, en Mayo. POSADAS. En medio de una gravísima crisis nacional y provincial por los femicidios, la coordinadora en Misiones de Mumalá, Miriam Barboza, habló con MisionesCuatro y aseguró que “tenemos una justicia machista”, que deja abandonadas a su suerte a las víctimas de violencia de género, aún las que se encuentran bajo amenaza.

En primer lugar, Barboza se refirió en tono irónico a la investigación que lleva adelante el cuestionado juez de instrucción nro.1 de Posadas, Marcelo Cardozo, respecto de Fernanda Silva (54), encontrada ahorcada y con un disparo en la cabeza, en una vivienda del barrio Villa Urquiza. “Ahora resulta que es un suicidio, porque la prueba de parafina dio positivo en su mano y negativo en la mano (del sospechoso). Como no pudo matarse con la bala, decidió ahorcarse”, soltó suspicaz Barboza, quien apuntó a las incongruencias de la hipótesis del “suicidio” que investiga” Cardozo.

Sin embargo, la activista aclaró que existe un debate interno en el movimiento feminista respecto de los suicidios de mujeres, muchos de los cuales son inducidos por un estado de depresión en el que están sumergidas las vicítimas de violencia de género. Se trata de un “estado de depresión al que conduce la violencia que sufren las mujeres. En muchos casos, son amenazadas. No tienen respuestas de la policía ni de la justicia. Están en situaciones económicas y laborales precarias, sin acceso a contención psicológica, y sin contención de las instituciones”, fustigó Barboza, apuntando a la desidia del Estado frente a este flagelo social.

“La violencia de género lleva a un estado depresivo tal que no encontrás la salida y muchas mujeres intentan suicidarse”, acotó la coordinadora de Mumalá.

En esta línea, Barboza reveló que en las últimas horas, recibió “tres llamados diferentes de tres lugares distintos de la provincia, (de mujeres) que no tienen respuestas de la justicia y se tienen que volver a su casa sin la restricción perimetral”, puntualizó. “Tratamos de contactarnos con los organismos (dedicados a la protección de las mujeres) en casos puntuales”, añadió.

Al respecto, Barboza mencionó el caso de Evelyn, la joven empleada municipal que está “amenazada por un violento, que vive en Buenos Aires, pero ahora no sabemos dónde está”. Esta víctima, recordemos que está amenazada de muerte por su ex pareja que prometió asesinarla a ella y a su hermana embarazada, para luego suicidarse. Sin embargo, hasta que el caso no tomó estado público, la policía le respondía que no se podía hacer nada hasta que no se libre la orden judicial de prohibición de acercamiento. Y desde la línea 137, tampoco la proveyeron de contención psicológica o asesoramiento jurídico, según revelaron allegados de la víctima.Asimismo, en “un caso de Gobernador Roca deben volver y esperar una respuesta. Pero no se cumple con la perimetral”, alertó Barboza.

A este respecto, la coordinadora de Mumalá confirmó que uno de los planteos que forman parte del pedido de declaración de la Emergencia por Violencia de Género, es el del “uso de las tobilleras electrónicas para el que incumple” con las órdenes de restricción perimetral. Es que, con los botones antipánico “la mujer que es la que está sufriendo violencia, debe estar encerrada y monitoreada”. Esto dificulta que las víctimas puedan salir de un círculo de violencia y puedan descansar tranquilas, sin temor a ser atacadas por delincuentes sobre los que pesan órdenes de prohibición de acercamiento.

“Los que tienen que ser monitoreados son los violentos”, insistió Barboza, y agregó: “No hay una mujer de las que se hayan entrevistado conmido, que no sienta miedo por la impunidad con la que se manejan los violentos. Tenemos una justicia machista y sin perspectiva de género en todo el país”, fustigó la referente de Mumalá en Misiones.

Respecto del pedido de Emergencia por la Violencia de Género, Barboza aclaró que no apunta únicamente a las autoridades nacionales, sino que las organizaciones esperan que entre en sesiones ordinarias la Legislatura provincial, para presentar el proyecto también ante este cuerpo deliberativo.

Por otra parte, Barboza cuestionó la inacción del Estado al momento de responder a los pedidos de protección y contención de las víctimas. “Si se acercan con una coordinadora, les dan respuestas. Eso da bronca. No puede ser que una mujer para recibir respuestas, deba ir con una (asociación) o hacerse público el caso”, cuestionó. Al tiempo que reiteró que “por más que tengan la perimetral, no se cumple” y en la totalidad de los casos, “los tiempos judiciales van en contra de la mujer”.

Sobre el final de la entrevista, Barboza recomendó a las víctimas de violencia de género, que traten de acudir directamente ante la fiscalía de turno, para evitar un paso intermedio -la denuncia policial- que suele demorar los procesos. Pero además, llamó la atención sobre la necesidad de involucramiento de la sociedad, pues, muchas de las víctimas, no pueden llegar a hacer las denuncias de hechos de violencia machista, “porque se sienten solas”.

“Es muy fácil decir ‘ella vive así y no hace nada (para salir del círculo de violencia) porque le gusta’. Es una forma de desligarnos del compromiso con el otro. Creo que involucrarse hace que la otra persona no se sienta sola. Hay muchas mujeres que están paralizadas de miedo y se sienten solas. Necesitan de alguien que les diga acà estoy, yo te puedo ayudar de alguna manera. La línea 137 (de Emergencia contra la Violencia de Género) y los organismo oficiales, tienen las herramientas. Tienen los refugios, porque eso dicen. Suponemos que están (los refugios) y que están dando un servicio”, comentó Barboza, apuntando a las instancias institucionales a las que pueden acudir a las víctimas.

Sin embargo, Barboza apuntó a la falta de involucramiento de los empleados del Estado, y lo hizo en referencia al doloroso caso de la niña de 12 años embarazada tras haber sido violada en Eldorado, que se encuentra internada en el Hospital Materno-Neonatal de Posadas. “Cuándo una mujer llega golpeada, ¿cuántos médicos hacen la denuncia para que sea protegida? Una nena de 12 años llega violada a un hospital, y ¿dónde se hace la denuncia de violación y la interrupción legal del embarazo, que el código penal argentino contempla?”, finalizó.

Leé también:

Niña violada y embarazada, continuará con la gestación
Su ex la amenaza pero la línea 137 no la contiene

jmm.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
Nacionales
General