Provinciales

Otra vez Benmaor: dejó vencer medicamentos

Lisandro Benmaor, nuevamente protagoniza un escándalo por desmanejos en su cartera, esta vez, con medicamentos de entrega libre provenientes de Nación. Fuentes indudables revelaron que miles de medicamentos y alimentos, se vencieron en depósitos del ministerio de Desarrollo Social.

Otra vez Benmaor: dejó vencer medicamentos

El Ministro de Desarrollo Social, Lisandro Benmaor, nuevamente protagoniza un escándalo por desmanejos en su cartera, esta vez, con medicamentos de entrega libre provenientes de Nación. Fuentes indudables revelaron que miles de medicamentos para personas en vulnerabilidad social, se vencieron guardados en depósitos del ministerio. El caso se suma al de los panificados que se pudrieron por negligencia del ministerio.POSADAS. El ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Lisandro Benmaor, se vio envuelto nuevamente en un escándalo por desmanejos en su cartera, esta vez, involucrando medicamentos de entrega gratuita, provenientes de Nación. Serían miles los medicamentos y alimentos que se vencieron en depósitos del Ministerio, sin llegar a sus reales destinatarios, personas de escasos recursos de toda la provincia.

De regreso de sus vacaciones en el Caribe, el ministro Benmaor se enteró de una información que podría convertirse en una denuncia penal en su contra, por “incumplimiento de deberes de funcionario público”. Según fuentes consultadas, varios diputados de la oposición en Misiones recibieron información confidencial sobre el stock de medicamentos y alimentos vencidos, almacenados en depósitos del Ministerio en cuestión.

Sería el segundo escándalo que golpea a la gestión del cuestionado ministro, en apenas unos meses. Ya en Enero, se hizo público que Benmaor y su equipo dejó pudrirse, partidas de pan dulce y otros panificados, por no entregarlos a personas en situación de vulnerabilidad social.

Ahora se supo que el Ministerio dejo caer los vencimientos de miles de cajas de remedios destinados a enfermos sin recursos y ancianos sin obra social.

Medicamentos y alimentos vencidos en los depósitos de DDSS

Las fotografías de los medicamentos vencidos en los depósitos de Desarrollo Social, son más que elocuentes. Por ejemplo, se observa que hay decenas y decenas de cajas de Ulcozol Suspensión x 35 ml, un inhibidor gástrico que tenía fecha de vencimiento el pasado 3 de febrero de 2017. Este antiulceroso del Laboratorio Bagó suele tener un costo, de venta al público de unos $300 por frasco.

Pero la desidia del cuestionado Ministro Benmaor no termina allí. Hay miles de cajas vencidas del costoso Minuslip Duo Ivax, que a los enfermos de “hígado graso” y con “colesterol alto” les suele costar más de $650 por caja. Esta partida proveniente de Nación, también se venció en los depósitos del Ministerio dedicado a subsanar las necesidades de los sectores socialmente más desprotegidos.

De acuerdo con las fotografías que comenzaron a circular en redes sociales y medios de comunicación, Benmaor y su equipo, también dejó que se vencieran, decenas de cajas de puré de tomate y panificados de la marca “Valente”, que estaban destinados a comedores de toda la provincia.

¿Un pacto de silencio entre Cambiemos y la Renovación?

Se trata de partidas provenientes de Nación, muy posiblemente, del Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley. En virtud de la cercanía con Benmaor, hasta dirigentes de Cambiemos sospechan de una misteriosa laxitud en los controles por parte de las autoridades nacionales. Incluso, hasta se habla de un pacto de silencio sobre este tema que golpea y mucho, al joven ministro.

MisionesCuatro se comunicó con el diputado provincial Ariel Pianesi, que ratificó que está recopilando datos con vistas a presentar un pedido de informe oficial, en las próximas horas.

El escándalo que podría terminar en una denuncia penal

De confirmarse la información, Benmaor podría ser denunciado penalmente por incumplimiento de deberes de funcionario público y malversación de recursos del Estado. Hasta el momento, el cardiólogo infantil, evitó hablar tanto del escándalo por los panificados que se pudrieron en los depósitos, como del enorme problema en ciernes por los medicamentos malogrados por su inacción o incapacidad.

En Enero, el cuestionado ministro presentó un ambicioso proyecto de contención de los menores que delinquen, para mostrar gestión en momentos en que miles de misioneros se enteraban de la desidia en el manejo de los panificados que deberían haber llegado –en buen estado- a las familias más vulnerables de Misiones. Ahora, seguramente, mostrará algún otro proyecto para evitar que se hable de los medicamentos vencidos en depósitos del ministerio.

FSV/JMM.

Comentarios
Más noticias