Provinciales

Renunció una médica del CAPS de Ruiz de Montoya por presiones y falta de gestión

cargando anuncio

Elisabet Van De Velde, cirujana con 17 años de trabajo en el Ministerio de Salud, presentó su renuncia indeclinable, denunciando presiones y malostratos. “En estos últimos años hemos vivido como profesionales la peor Gestión desde instancias superiores inmediatas a nuestro CAPS”, sentenció.

Renunció una médica del CAPS de Ruiz de Montoya por presiones y falta de gestión

Elisabet Van De Velde, cirujana con 17 años de trabajo en el Ministerio de Salud, presentó su renuncia indeclinable para resguardar su salud, con una carta en la que expuso los innumerables problemas y la precariedad en la que tuvo que trabajar. Denunció presiones de “agentes sin profesionalización que hacen tráfico de influencias”, amenazas de despidos, precarización laboral y una constante denostación de su labor. “En estos últimos años hemos vivido como profesionales la peor Gestión desde instancias superiores inmediatas a nuestro CAPS. Atravesé muchísimas jefaturas y Direcciones tanto provinciales y nacionales, pero nunca me sentí peor profesional como en los últimos años”, sentenció.RUIZ DE MONTOYA. Tras 17 años formando parte del Ministerio de Salud Pública de Misiones, la cirujana Elisabet Zunilda Van de Velde presentó su renuncia indeclinable al cargo que desempeñaba en el CAPS (Centro de Atención Primaria de la Salud) de Ruiz de Montoya. Y lo hizo con una carta en la que denunció presiones, amenazas de despido, precariedad laboral y falta de gestión por parte de las instancias superiores inmediatas al CAPS. Según consta en la renuncia a la que accedió MisionesCuatro, Van de Velde aseguró que ha sufrido presiones de “agentes sin profesionalización que hacen tráfico de influencias” y una constante denostación de su labor. En estos últimos años hemos vivido como profesionales la peor Gestión desde instancias superiores inmediatas a nuestro CAPS. Atravesé muchísimas jefaturas y Direcciones tanto provinciales y nacionales, pero nunca me sentí peor profesional como en los últimos años”, sentenció Van de Velde.

Dirigiéndose a la directora del CAPS Centro, Dra. Mariana Mampaey, a quien le agradeció “su infinito apoyo”, Van de Velde señaló que “el desgaste no proviene de la relación médico-paciente, sino de la multitud de experiencias eestresantes generadas desde Niveles de Gestión Superior. Atravesé muchísimas jefaturas y Direcciones tanto provinciales y nacionales, pero nunca me sentí peor profesional como en los últimos años, resaltó la profesional.

“Es así que de buenas a primeras, todo lo hico y lo hago mal, nada está bien realizado. Muestras que van pero informes que nunca vuelven; leo o escucho que ‘seguramente algo hizo mal Usted doctora’; saber que me puedo enfermar de Dengue pero ‘vuelva a los 7 días’; tomo vacaciones cuando ‘me lo ordenan’; convivo con agentes sin profesionalización que realizan tráfico de influencias para provocar miedo, altos jefes que se limitan a decirme que ‘pueden reemplazarme inmediatamente sin que les tiemble la mano’ y me enumeran jactanciosamente la cantidad de médicos que han echado, sin conocer mi historia profesional, detalló Van de Velde en su cruda descripción de las lamentables condiciones laborales que se viven en el CAPS de Ruiz de Montoya.

Asimismo, la médica remarcó que el estado provincial no le paga salario familiar –la asignación familiar correspondiente- pero, pese a ello, una jefa la denostó diciéndole que “las veces que me vio, me vio embarazada”.Viví en estos últimos años una falta de humanidad, una culpabilización constante, burocracia extrema, una mano invisible que tapa lo evidente; una constante sensación de ser un ‘CAPS castigado’, donde la palabra no vale y el trabajo se valora desde ‘horas cumplidas’ sin ver que en un pueblo, las horas cumplidas duran más de 6 u 8 horas (…) Los días del médico rural no tienen principio ni final”, expresó la doctora que deja su cargo con una renuncia de carácter indeclinable.

Van de Velde agradeció también el apoyo del intendente renovador Daniel Schweri y al Subsecretario de Salud, Germán Bezus, pero remarcó que no hay vuelta atrás en su decisión de dejar su puesto –en este punto hay que resaltar que la médica no mencionó a los dos últimos ministros de salud de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, hoy vicegobernador, y Walter Villalba.

La médica y licenciada en Educación, se despidió de su jefa Mampaey, insistiendo en que su decisión es “indeclinable en favor de mi salud personal, el bien de mi familia y mi prestigio profesional los cuales han resultado altamente mesnocabados”.

Recordemos que en este CAPS ubicado a unos 110 km de Posadas, ya hubo denuncias pidiendo transparencia administrativa en el manejo de los fondos nacionales del Plan Sumar en febrero de este año. Dos médicas y una promotora de salud aseguraron sufrir acoso laboral por parte de la promotora María Frank, en complicidad con la odontóloga Marisa Kranewitter, jefa del área de influencia del CAPS, cuando solicitaron del destino de los fondos del Sumar y de otros recursos.

Comentarios