Provinciales

Para Rivero, el gobierno quiere “una fuerza de choque contra los estatales”

cargando anuncio

Lo planteó Mabel Rivero, de la Familia Policial. Dijo que el aumento del 12% a policías, concretado en Enero, servirá para separarlos del resto de los estatales, que ya preparan protestas. Hoy se cumplen cinco años del acuartelamiento en Misiones, que logró la recuperación salarial.

Para Rivero, el gobierno quiere “una fuerza de choque contra los estatales”

POSADAS. A cinco años del autoacuartelamiento de policías de Misiones, una de las referentes de la movilización, Mabel Rivero –Familia Policial- se refirió a la presente situación de los uniformados, que desde 2012, han recompuesto el salario en gran medida, pero, según ella, han retrocedido en las condiciones de trabajo. En esta línea, Rivero aseguró que la decisión del gobierno provincial de acordar un incremento salarial del 12% en Enero, “es una estrategia para enfrentar a la policía con el resto de los estatales”. Es que la referente, no dudó en vincular el acuerdo salarial, logrado sin la Mesa de Enlace, “disuelta por el Jefe de la Policía Manuel Céspedes”, con un papel represivo que jugarían los uniformados en las protestas que comenzarán a llevar a cabo los demás trabajadores estatales misioneros, que consideran esos porcentajes, insuficientes para recomponer el salario.

“Quiera Dios que no haya represión a docentes”, dijo Rivero en diálogo con TVA MisionesCuatro, insistiendo en que el aumento concretado sin anuncios oficiales por parte del Ministro de Gobierno Marcelo Pérez, responde a esa estrategia de dividir a los trabajadores estatales y colocar a los policías, en contra de los demás sectores.

Rivero recordó que las movilizaciones de Febrero del 2012, representaron todo un hito para los uniformados de Misiones, que antes de esos autoacuartelamientos, estaban entre los peor pagos de la provincia, con salarios básicos (en blanco) en torno a los 250 pesos mensuales. “Nosotros llevábamos la voz de quienes no podían hablar, nuestros familiares policías. Para nosotros fue un antes y un después. Lamentablemente, con la gestión de Céspedes, retrocedimos cinco años”, aseguró Rivero, en referencia a las condiciones laborales de los uniformados.

“Nos sorprendió que no hubo ningún anuncio”, dijo Rivero sobre el aumento del 12% que se concretó en Enero y advirtió: “Es una estrategia para enfrentar a la policía con el resto de los estatales. Ahora vienen los paros docentes, quiera Dios que no haya represión a docentes. Lo que ellos muestran como logro, para nosotros es una muestra de debilidad por parte de Céspedes y del Ministerio de Gobierno que conduce Marcelo Pérez. Y del propio gobierno”, reflexionó Rivero, quien aseguró que la provincia busca asegurarse tener una “fuerza de choque” contra los trabajadores estatales que no acuerden salarios y lleven a cabo movilizaciones.Oxt.

Comentarios