Salud

Alerta dengue: el lugar clave para ponerse repelente y evitar el contagio

cargando anuncio

Por el brote de dengue en la Argentina, según datos oficiales, ya se registraron más de 151 mil casos confirmados durante este año.

Compartir
Compartir articulo
Alerta dengue: el lugar clave para ponerse repelente y evitar el contagio

En el marco del brote histórico de dengue en la Argentina (hay más de 151 mil casos confirmados), el ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, reveló dónde debe aplicarse el repelente para evitar el contagio del mosquito Aedes aegypti.

El funcionario porteño explicó que el insecto no suele encontrarse en espacios abiertos y que no se caracteriza por picar de noche, en la oscuridad. “Es un mosquito que pica habitualmente a la mañana, entre el amanecer, media mañana o el atardecer. El horario tremendo es entre las cinco y las 21:00”, indicó a FutuRock.

En la misma línea, Quirós detalló que este mosquito “no emite un zumbido en los oídos ni se encuentra comúnmente en los techos; suele estar debajo de los muebles, por lo que es probable que te pique el tobillo mientras estás cenando”. Ante esto, el referente de salud instó a aplicar el repelente en la parte baja de las piernas.

“Para prevenir que te pique es necesario estar protegido porque que no es fácil detectarlo. Si lo ves es muy pequeñito, más chico que el mosquito que se te para en la pared”, comentó.

Más allá de las recomendaciones, otro tema a tener en cuenta es dónde conseguir los repelentes dado que en los últimos días se registraron faltantes en las principales cadenas comerciales y negocios. Incluso, lo mismo sucede con los espirales. Sumado a esto, desde las plataformas virtuales donde se posee stock para comercializarlo, se ven precios de hasta 41 mil pesos por un pack que contiene tres sprays.

Cómo prevenir el contagio de dengue: principales precauciones

Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan de modo frecuente, se debe evitar el acceso del mosquito a su interior. En efecto, se recomienda: tapar tanques, aljibes y/o cisternas; dar vuelta baldes, palanganas, tambores, etc.; vaciar y cepillar frecuentemente objetos que puedan acumular agua y poner al resguardo bajo techo recipientes (por ejemplo, botellas retornables).

Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días.

Recordar frotar las paredes de los recipientes con una esponja o cepillo a fin de desprender los huevos del mosquito que puedan estar adheridos.

Rellenar los floreros y portamacetas con arena húmeda.

Mantener los patios y jardines limpios, ordenados y desmalezados.

Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.

Verter agua hirviendo en las rejillas y colocar tela mosquitera.

Comentarios