Justicia

Afirman que María Ovando y sus hijas “son víctimas del modelo judicial de la provincia”

cargando anuncio

El abogado, Eduardo Paredes, quien está a cargo del caso María Ovando, habló con Misiones Cuatro sobre el juicio que debe enfrentar la mujer.

Afirman que María Ovando y sus hijas “son víctimas del modelo judicial de la provincia”

POSADAS. El Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género asumirá la defensa de María Ovando. Advirtieron que la llevarán a juicio en un caso que representa una clara revancha en su contra por parte del Poder Judicial de Misiones.

Eduardo Paredes dio detalles sobre el nuevo juicio que debe encarar María Ovando. “El nuevo juicio es la continuación del anterior. Ella estuvo detenida varios años, tiene varios hijos, los pusieron en manos de la abuela paterna, el padre nunca reconoció a los hijos. Al terminar el juicio, en el año 2013, algunos de los niños vuelven con ella. Y, en el año 2015, se hace el examen ginecológico de una niña, de la misma que había declarado en el primer juicio y se excluyó, se encuentra que está abusada”, explicó el letrado.

Asimismo, agregó: “de acuerdo a la declaración que da en cámara Gesell imputa a dos chicos y da una descripción muy rara de todo. Estos chicos son detenidos por abuso y, a ella, se le imputa el no haber impedido el abuso a la hija”.

Es una continuación, lo único cierto es que la nena tiene lesiones compatibles con abuso. Pero el periodo en que ocurrió es muy probable que fue en el tiempo de detención de ella, no pueden ubicar en el tiempo”, expuso el abogado.

Demanda contra la provincia

En cuando a este punto, Eduardo Paredes detalló: “la imputación que se hace es absolutamente difusa, yo hago la defensa junto al doctor López de Eldorado y Roxana Rivas. Además, Roxana Rivas lleva la demanda contra la provincia de Misiones contra un par de jueces por la detención que sufrió. Ellos ven una continuación del poder judicial en el tema Ovando, porque la imputación se podría haber sostenido, pero ella no tiene ninguna vinculación con el hecho”.

Y agregó: “también hay que decir que el Poder Judicial misionero no puede tolerar en este caso, a pesar que yo no soy el defensor de los chicos, tienen 5 años de prisión preventiva eso no es admisible, hay otros casos de este nivel de degradación”.

Madre e hijas, víctimas

“En realidad, tanto la hija de María, como María, en cierto modo, son víctimas del modelo judicial de la provincia. Institucionalmente, son víctimas, porque no se investigó absolutamente nada, se tomó esa hipótesis y se la imputó. Y estas niñas, lo único cierto es que han sido abusadas, en el caso de una de ellas, en el primer juicio, se la hizo declarar contra la mamá que es María y el tribunal excluyó esa declaración”, declaró Paredes.

Y agregó: “la situación es muy similar, en el primer juicio se la imputa en parte de la declaración de esta nena y, este segundo juicio, nuevamente, es en parte en la declaración de esta nena”.

El informe de la psicóloga que trabajó con las organizaciones que la asisten, decían que no era admisible la declaración de la nena. La declaración de la perito oficial no está de acuerdo”, precisó el letrado.

Por último, señaló: “No creo que María Ovando tenga riesgo de condena, de alguna manera, el juicio anterior le da cierta seguridad, porque si no, en otros casos estaría detenida y en este punto por lo menos se han cuidado. Creo que estos chicos que están hace cinco años no pueden seguir estando detenidos”, manifestó Paredes.

Comentarios