Justicia

Pablo Schoenfisch recibió prisión preventiva por matar a su madre y herir a su padre

cargando anuncio

El joven quedó imputado por los delitos de “homicidio agravado por el vínculo y tentativa de homicidio agravado por el vínculo” cometidos en perjuicio de su madre Faustina Antúnez y su padre Arnoldo Schoenfisch, ex intendente de Santiago de Liniers.

Pablo Schoenfisch recibió prisión preventiva por matar a su madre y herir a su padre

El Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado, a cargo de Roberto Saldaña, dispuso el procesamiento con prisión preventiva de Pablo Schoenfisch, quien se encuentra detenido hace más de un año acusado de asesinar a su madre y herir de gravedad a su padre en el mismo hecho.


En la resolución se mantuvo la imputación contra el joven de 19 años por los delitos de “homicidio agravado por el vínculo y tentativa de homicidio agravado por el vínculo” cometidos en perjuicio de su madre Faustina Antúnez (56) y su padre Arnoldo Schoenfisch (59) -ex intendente de Santiago de Liniers-, respectivamente.

Ahora, con esta medida, la causa puede avanzar hacia su correspondiente elevación a juicio.

Según trascendió, la demora en el dictado de la medida fue consecuente al tiempo que representó el envío, realización y devolución desde la provincia de Chaco de los resultados de una pericia considerada clave para la pesquisa.

Inconvenientes técnicos impidieron que ese estudio científico sea realizado en Misiones y por ello todo el material incautado debió ser enviado a la provincia de Chaco, desde donde finalmente a fines de abril enviaron el informe en el que los peritos confirmaron la presencia de rastros de pólvora en el guante.

En el medio, hubo inconvenientes técnicos que impidieron que ese estudio científico sea realizado en Misiones y, por ello, todo el material incautado debió ser enviado a Chaco, desde donde finalmente a fines de abril mandaron el informe en el que los peritos confirmaron la presencia de rastros de pólvora en el guante.

En contra de Pablo existe mucho material probatorio recolectado prácticamente desde el inicio de la investigación, desde elementos directos hasta testimoniales contundentes, pero para la Justicia, lo relevante de la causa constituía lo que pudiera surgir del análisis de unos guantes que habían sido hallados escondidos en la habitación del joven varios días del hecho.

Tragedia


El violento suceso tuvo lugar el jueves 14 de mayo del 2020, minutos después de las 4, en la vivienda que residía la pareja, ubicada sobre la calle Belgrano de Santiago de Liniers.

En plena madrugada, el ex intendente Schoenfisch, malherido y ensangrentado, alcanzó a llegar hasta una ventana de su casa y pidió auxilio a los gritos, un hermano suyo y una cuñada le brindaron ayuda.

Cuando los familiares acudieron al lugar constataron que no sólo el hombre había sido herido, sino que también su pareja, quien perdió la vida.

Desde ahí comenzó la investigación del caso que después de varios giros terminó en Pablo, el único hijo en común de la pareja, quien no vivía con sus padres, si a pocos metros del lugar.

Mediante ello, trazaron la hipótesis de un femicidio seguido de intento de suicidio, hipótesis que también perdió fuerza cuando las pesquisas reconstruyeron todo lo sucedido.


En ese punto, tomaron valor las últimas palabras que Schoenfisch antes de perder el conocimiento: “Pablito se mandó una cag…”.


Posteriormente, las pesquisas dieron con testigos que aseguraron haber visto al joven salir del lugar durante la madrugada y también supieron de que la relación entre Pablo y sus padres se había vuelto conflictiva en el último tiempo.

Schoenfisch estuvo internado durante nueve días en el Hospital Madariaga, hasta recibir alta, para continuar la recuperación domiciliaria. El balazo recibido le afectó severamente sus nervios ópticos.

Comentarios