Economía

Argentina se ubica en el cuarto lugar de países con más inflación

cargando anuncio

Estos datos surgen del último informe de Perspectivas Económicas Mundiales del Fondo Monetario Internacional dado a conocer este martes en Washington.

Argentina se ubica en el cuarto lugar de países con más inflación

La Argentina sigue sin quedarse atrás en un ranking de los países que tienen mayores niveles de inflación, ubicándose en el cuarto puesto, según el último informe Perspectivas Económicas Mundiales del Fondo Monetario Internacional (FMI) dado a conocer este martes en Washington y que hace referencia a la aceleración en la marcha de los precios que se observa a nivel planetario.

Cabe aclarar que el FMI no incluye previsiones de inflación para la Argentina, porque se considera que los pronósticos están sujetos a las negociaciones en curso, razón por la cual, a los efectos de la comparación, se utilizó el último dato del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central entre las principales consultoras y que arroja una proyección de 48,4 por ciento para el año en curso.

Este porcentaje es sólo superado por Venezuela 2.700 por ciento, Sudán con 115,5 por ciento y Surinam con 48,6 por ciento y no se encuentra lejos de Yemen 45 por ciento y Zimbabue 41 por ciento.

Excluida Venezuela la inflación promedio en el área de Latinoamérica y el Caribe representaría menos de la cuarta parte de la suba que registraría la Argentina en el año en curso con un 9,7 por ciento.

Lo que “asusta” a los técnicos del FMI es que se pronostica que la inflación anual en las economías avanzadas alcanzará un máximo de 3,6 por ciento en promedio en los últimos meses de este año quebrando de esta forma tres décadas de tasas bajas.

La buena noticia es que las proyecciones del organismo multilateral es que en las naciones desarrolladas la inflación volverá a un ritmo de 2 por ciento en el primer semestre de 2022, es decir un nivel en línea con los objetivos de los bancos centrales.

Para los mercados emergentes se prevé un aumento más rápido, alcanzando una inflación promedio anual de 6,8 por ciento, para luego ir disminuyendo al 4 por ciento.

Se destaca que los precios de los alimentos en todo el mundo aumentaron alrededor del 40 por ciento durante la pandemia.

A contramano de la desaceleración de la inflación a la que, apuesta el FMI, la suba de los precios en la Argentina se mantendría en niveles elevados, al menos según resulta del pronóstico de las consultoras para 2022: 46,2 por ciento.

Comentarios