Nacionales

“Nos mostraban programas de inversión y un cartelito nos anunció el cierre”

cargando anuncio

Los 536 operarios de la planta bonaerense de Florida de la compañía Pepsico Snacks se enteraron de que la fábrica cerraría sus puertas por la relocalización de la producción en Mar del Plata, por lo cual, tras una asamblea de urgencia, decidieron impedir el ingreso al establecimiento en resguardo de la maquinaria y los productos.

“Nos mostraban programas de inversión y un cartelito nos anunció el cierre”

Los 536 operarios de la planta bonaerense de Florida de la compañía Pepsico Snacks se enteraron de que la fábrica cerraría sus puertas por la relocalización de la producción en Mar del Plata, por lo cual, tras una asamblea de urgencia, decidieron impedir el ingreso al establecimiento en resguardo de la maquinaria y los productos, y convocar a una movilización al Ministerio de Trabajo para tener una audiencia con sus autoridades.“Durante la noche estuvieron llamando a compañeros en diferentes horarios y lugares para discutir la remuneración que le correspondía. Por la mañana la empresa sacó un comunicado que resultaba contradictorio con lo que habían expresado en un primer momento. Ahí decían que cesaban las actividades de forma momentánea, manteníamos el goce de los haberes aunque liberados de ir a trabajar y dejaron un 0800 para que se comuniquen los empleados, aunque quienes llamaron nunca fueron atendidos”, dijo a la agencia de noticias Ansol Luis Medina, delegado de la Comisión Interna de PepsiCo Snaks de la Planta Florida.

La empresa señaló en su comunicado que el traslado a la planta ubicada en Mar del Plata responde a los problemas logísticos y alta estructura de costos que tiene la fábrica en Florida, aunque los trabajadores muestran que tanto la producción como las ventas mantenían su curso normal, por lo que rechazan el argumento de una caída o una baja rentabilidad.

“De un tiempo a esta parte hubo una situación de vaciamiento en la planta. Al día de ayer había varias líneas paradas, varios compañeros hicieron arreglos monetarios por un monto mayor a la indemnización ante el alto grado de incertidumbre que había en la planta. A diario desde hace dos meses veníamos teniendo reuniones con la gerencia y nunca nos dijeron que esto podía pasar, todo lo contrario, nos decían que se iba a reactivar la producción, nos mostraban programas de inversión que iba a haber en la planta y ayer nos encontramos con esto. Incluso ayer entró una delegación de Gendarmería y los ‘invitó’ a salir a los compañeros por la fuerza y desalojó la planta”, indicó Medina.

Acción y omisión gremial

Tras la primera asamblea, este miércoles los trabajadores de Pepsico decidirán qué medidas tomarán en resguardo por sus fuentes de trabajo, a la espera de una comunicación tanto del Ministerio de Trabajo, como del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación, que según denuncian, se han mantenido en silencio en los últimos meses, pese a que estuvieron alertados de lo que sucedía en la planta de Florida.

“Lamentablemente nuestro sindicato no nos han dado respuesta, pese a que veníamos alertando de lo que estaba sucediendo, se vienen manteniendo tibios sobre la situación. Lo que percibimos es que nuestro secretario general, Rodolfo Daer, está más preocupado por coquetear con Randazzo para lograr tener una posición en las listas legislativas”, concluyó Medina a la agencia Ansol.

vb

Comentarios