Política

Como Rindfleisch, Fernández tampoco habla con la prensa crítica

cargando anuncio

El alcalde renovador Carlos Fernández, evitó responder preguntas a periodistas no alienados con la Renovación sobre el agujero fiscal heredado de la gestión de Ewaldo Rindfleisch.

Como Rindfleisch, Fernández tampoco habla con la prensa crítica

El alcalde renovador Carlos Fernández, evitó responder preguntas a periodistas no alienados con la Renovación sobre el agujero fiscal heredado de la gestión de Ewaldo Rindfleisch.OBERÁ. En mayo de 2016, hace tres años, entrevistamos al entonces flamante alcalde obereño, Carlos Fernández, en nuestro programa de radio. Le preguntamos cómo iba a hacer para investigar a su antecesor, Ewaldo Rindfleisch, y la génesis del agujero fiscal que había dejado en el municipio si ambos tenían al mismo jefe político (Carlos Rovira). Fernández no supo que responder. Desde entonces rechazó todas nuestras invitaciones para reportearlo tanto en la radio como para Misiones Cuatro. Incluso ahora, en campaña electoral.

Invitamos al alcalde de manera formal, a través de su jefe de prensa Fabián Agüero (siempre eficaz y buen dispuesto), y se excusó por falta de tiempo (¿y las veces que lo invitamos personalmente en los últimos tres años?). Fernández solía hablar con nosotros cuando era candidato. Es más, nosotros lo anoticiamos en 2015 de que había ganado la elección a intendente.

Pero parece que el ahora intendente ha decidido mantener la tradición despótica de su partido de no hablar con los periodistas que no viven de la pauta oficial ni están subordinados a Rovira. Que son los únicos que le pueden hacer preguntas “incómodas” en vez de actuar como si fueran sus agentes de marketing.

El tema es sustantivo porque es la ciudadanía la que quedó sin respuestas sobre temas que Fernández evitó tocar  y, quiénes lo abordaron en algún acto partidario, no le preguntaron. Estos son algunos interrogantes que el intendente Fernández dejó sin responder, confiado en que el grueso del electorado, por ignorancia cívica, lo acompañará igual este domingo:

-¿Cuál fue el origen del déficit de 62 millones de pesos (cifra dada por su gobierno y que hoy ascendería por inflación a más de 140 millones de pesos), dejado por su antecesor, Ewaldo Rindfleisch?  ¿Por qué no ordenó una auditoría? ¿Por qué no impulsó una investigación política, independientemente de la judicial y como sucedió en otros municipios de Misiones, también comandados por renovadores como él, teniendo en cuenta que existían situaciones irregulares como el hecho de que entre los acreedores del municipio figuraba el propio Rindfleisch? (informado por Misiones Cuatro en su momento)

-¿Se le pagó a Rindfleisch esa deuda que reclamaba como proveedor del estado comunal que él mismo dirigía?

-¿Por qué los concejales de su sublema, Ariel Chaves, Paula Reynoso, Luis María Vitelli y Valeria Benítez (al igual que los también renovadores pero de otros sublemas Raúl Zabala, Abel Aguzezko, Héctor Antúnez Proeza y Alejandro Etchberger) no objetaron en el Deliberante, y así mandaron al Tribunal de Cuentas, los números que el propio Fernández y sus funcionarios se la pasaron objetando ante los medios de comunicación?  Los contribuyentes que pagaron la deuda de su bolsillo, y no del bolsillo del intendente, ¿no merecían una explicación seria y profunda? Esos números sí fueron objetados por el concejal Horacio Loreiro, único opositor.

-En el año 2022 caducará el controvertido contrato que el estado comunal firmó a fines de la gestión Dalmau con la empresa Capital del Monte, monopólica prestataria del servicio de transporte urbano en Oberá. ¿Qué van a hacer al respecto, teniendo en cuenta que la decisión será responsabilidad del intendente y de los concejales que los obereños elijan este domingo?

-Hace días el municipio adquirió tierras para la presunta instalación de un Parque Industrial. ¿Con qué energía eléctrica será abastecido ese Parque Industrial en una ciudad en la que la luz es insuficiente para el consumo residencial?

-Es de dominio público la información acerca del convenio firmado entre el municipio y la CELO. Teniendo en cuenta que en abril pasado el municipio de Oberá cumplió una década en “emergencia hídrica” (declarada por el Concejo Deliberante cuándo el propio Fernández era concejal), ¿qué planes han elaborado en conjunto CELO y municipio para extender la red de agua potable a la población? ¿Y las cloacas?

-Oberá sufre la falta de la suficiente energía eléctrica. Es abastecida por la línea de 132 kW, como el resto de la zona centro. Esa línea, vetusta, no alcanza. No tuvo ni inversión ni mantenimiento en los años de gobierno renovador, el espacio de Fernández. En 2015, cuando Hugo Passalacqua era vicegobernador y estaba en campaña para sacarse el “vice”, licitó una nueva línea de 132 kW por 245 millones de pesos (más IVA), pero no se puso un solo poste. ¿Quién va a financiar esa nueva línea?  ¿El gobierno provincial? ¿El gobierno nacional? Misiones tiene tres senadores nacionales (dos de ellos renovadores) y siete diputados nacionales (seis de ellos renovadores). Todos han acompañado con su voto los proyectos del gobierno de Macri. ¿Qué avances hay al respecto, a favor de la pública “buena relación” entre los gobiernos nacional y provincial? ¿Qué obtiene Oberá de esa buena relación?

-En los últimos días de campaña electoral las redes sociales, especialmente Facebook,  se han llenado de trolls que se dedican a atacar sistemáticamente a todos los candidatos opositores en Oberá e incluso a los de los otros sublemas renovadores y al poco periodismo independiente que queda.  Son ataques personales y difamatorios, muchos de ellos injuriosos y que ameritarían denuncias judiciales y a las entidades periodísticas nacionales. Todos, llamativamente, son “sicarlitos”, obsecuentes, propagandistas y adoradores de Carlos Fernández. Y aparecieron ahora, en campaña electoral.  ¿Casualidad? ¿Cosa armada por alguien que no tiene nada que ver con el intendente? ¿Algo para aclarar?

El silencio de los funcionarios públicos siempre debe ser repudiado. Con el paso del tiempo se hizo obvio de toda obviedad porque Rindfleisch hacía silencio y no hablaba con nosotros. ¿Más de lo mismo? Carlos Fernández goza de un bien ganado prestigio como médico y como persona, y de ambos podemos dar fe. ¿Está cambiando, todo tiene una genuina explicación o, simplemente, sucede aquello que nos enseñó Alfredo Palacios cuando dijo que “a la gente se la conoce cuando tiene poder?

Walter Anestiades para www.misionescuatro.com 

Comentarios