Peligra la estrategia de mantener a Cristina libre hasta las elecciones

Categorías: Política.

Palabras destacadas: libre y competitiva, le plantearon, jaime durán, durán barba, jaime durán barba, desafuero, garavano, juicio político, libre, germán garavano, marcos peña, carrió, detención, prisión preventiva, cristina, juicio, causa, cristina kirchner, ministro, y ex presidente.
Visibilidad: Destacadas por categoría – Política.

Lilita Carrió amenazó con un juicio político al ministro Germán Garavano por decir que “no es bueno” que un ex presidente vaya preso. Pero en el Gobierno necesitan libre a Cristina Kirchner para polarizar en las presidenciales 2019.

CAPITAL FEDERAL. Elisa Carrió salió a cruzar duramente a Germán Garavano por haber puesto reparos sobre los pedidos de detención a los presidentes, y puso en crisis la estrategia de la Casa Rosada de mantener libre y competitiva a Cristina Kirchner hasta las elecciones del año próximo.

La líder de la Coalición Cívica lanzó una fuerte advertencia contra el ministro de Justicia, a quien incluso amenazó con juicio político, aunque el mensaje también fue dirigido a Marcos Peña y Jaime Durán Barba que son quienes sostienen la estrategia de confrontar con Cristina.

“Nunca es bueno que se pida la detención o se detenga preventivamente a un expresidente”, afirmó Garavano en referencia al pedido de desafuero y la prisión preventiva contra Cristina que dictó el juez Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos. “No hay elementos para pensar que pueda fugarse o entorpecer la causa”, agregó.

El ministro aseguró que “hay un uso errático y excesivo de la prisión preventiva”. “Los fueros sólo implican que una persona no pueda ser arrestada, y en este caso, si hay que elevar a juicio, no parece bueno el desafuero y la detención siendo que se pueden brindar explicaciones en el marco del juicio oral”, añadió en una nota con El Destape Radio.

Durísima crítica de Carrió

La diputada tardó poco en salirse al cruce y lo hizo a su estilo. “Los dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes”, lanzó en Twitter. “Puede estar emparentado también con la impunidad de Menem en la Cámara de Casación. Si esto es así es pasible de juicio político”, amenazó, luego de hacer referencia a la posibilidad de que Casación absuelva al ex presidente en la causa armas por prescripción.

Pero más allá de la advertencia al ministro, lo que hizo Carrió fue mandar un mensaje al sector de la Rosada que empuja la estrategia de golpear judicialmente a Cristina pero mantenerla libre y competitiva de cara a las elecciones del año que viene, para bloquear el surgimiento de una alternativa opositora fuerte, sin el techo que tiene la ex presidenta.

Esta polarización permanente ideada por el jefe de Gabinete Marcos Peña y el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, sobre la base de la opción “Nosotros o Cristina”, le permite a Mauricio Macri soñar con la reelección aún en un contexto de crisis económica y caída de su valoración.

Esto fue lo que le plantearon a Macri algunos de los inversores extranjeros con los que se reunión en Nueva York. “Usted quiere que invirtamos en Argentina pero al mismo tiempo mantienen a Cristina viva y ahora hay riesgo de que gane. Y sabemos que si gana va a desconocer la deuda y planteará una reestructuración”, le plantearon los representantes de bancos y fondos de inversión.

Por otro lado, esta situación también plantea una encrucijada al peronismo no K, donde saben que con Cristina en competencia les resultará una epopeya tener chances de ganar las elecciones y tienen la llave de su desafuero a través del bloque de Miguel Pichetto.

Aunque por ahora se resisten a aprobarlo, saben que a la larga eso los terminaría beneficiando y complicando al gobierno, por lo que especulan con que un cúmulo de juicios y alguna condena contra Cristina, haría crecer tanto la presión social que no les dejaría margen para frenarlo.

La Política Online

Comentar