Posadas

De Posadas a Angola para evangelizar

cargando anuncio

Alan Solís es productor de tv y mensajero de la organización católica. Misionó en África y volverá para montar un medio de comunicación cristiana.

De Posadas a Angola para evangelizar

Alan Solís es productor de tv y mensajero de la organización católica. Misionó en África y volverá para montar un medio de comunicación cristiana.El posadeño Alan Solís es misionero de la iglesia católica hace 12 años. Proviene de la parroquia “Sagrada concepción” de Villa Cabello. El catolicismo denomina de esta manera a aquellas personas que anuncian la biblia mediante obras y palabras en lugares remotos del mundo laico.

El Papa Francisco dijo que misionero es aquel “que se hace servidor del Dios-que-habla, que quiere hablar a los hombres y a las mujeres de hoy, como Jesús hablaba a los de su tiempo, y conquistaba el corazón de la gente que venía a escucharlo desde cualquier parte y quedaba maravillada escuchando sus enseñanzas”.

Con esta premisa, Alan pasó un año en Angola, un país petrolero ubicado al sur de África que tiene la tasa más alta del mundo de mortalidad infantil y una esperanza de vida de 38 años.

En entrevista con MisionesCuatro contó que allí enseñó educación sexual de acuerdo a los lineamientos de la organización internacional católica, además de difundir conceptos de esta religión.

Solís se prepara para regresar a Angola el 3 de mayo. Busca concretar una segunda etapa de su labor solidaria, utilizando esta vez su profesión de productor de medios.

Leé también: Una grieta divide a África en dos

Su objetivo en esta oportunidad es montar una radio y un estudio de televisión para evangelizar desde la comunicación. Además está filmando un documental acerca de la comunidad angoleña que espera tener listo antes de fin de año.

Pobreza y desnutrición

Con respecto a su experiencia en aquel país, dijo que existe “mucha desnutrición y muerte”. Relató que los habitantes “son muy pobres y viven en casas construidas de paja con barro”.

Agregó que “en algunos lugares solo comen una o dos veces al día” un plato de “polenta con pescado”, el alimento tradicional de la nación. En ese sentido, aseveró que conoció niños que le pidieron pan con desesperación cuando lo vieron llegar con una bolsa de panificados.

Por otra parte, añadió que el sistema de salud “es pésimo” y los habitantes no tienen acceso a médicos ni medicinas. “Los niños mueren por paludismo o fiebre tifoidea porque no hay medicamentos”, narró Solís.

“También tienen la superstición de que si alguien se enfermó es por una maldición y recurren a los brujos. Hay casos de HIV porque no se cuidan y no tienen conocimientos”, opinó el misionero.

Leé también: Messi es el jugador mejor pago del mundo 

vb

Comentarios