Posadas

Alertan sobre una ola de robos en barrio San Marcos

Vecinos del barrio ubicado entre las avenidas Cocomarola, Juan José Paso, Pueyrredón y José Cabrera, denunciaron el incremento de los asaltos en la zona, que “no tienen horario” y se concretan especialmente en las paradas de colectivos. “Es una boca del lobo”, aseguró una residente, apuntando a la falta de iluminación y presencia policial, y al abandono de los terrenos baldíos utilizados por los maleantes, como escondites. Además, indicaron que las calles de tierra se tornan intransitables en los días de lluvia.

Alertan sobre una ola de robos en barrio San Marcos

Vecinos del barrio ubicado entre las avenidas Cocomarola, Juan José Paso, Pueyrredón y José Cabrera, denunciaron el incremento de los asaltos en la zona, que “no tienen horario” y se concretan especialmente en las paradas de colectivos. “Es una boca del lobo”, aseguró una residente, apuntando a la falta de iluminación y presencia policial, y al abandono de los terrenos baldíos utilizados por los maleantes, como escondites. Además, indicaron que las calles de tierra se tornan intransitables en los días de lluvia.POSADAS. El Barrio San Marcos “es un boca del lobo”, aseguró a MisionesCuatro, Vanesa, una de las vecinas que residen en el lugar, quien advirtió sobre una ola de asaltos en la vía pública. Según la joven, los asaltantes, que se dedican a sustraer carteras y teléfonos celulares, “no tienen horario” y atacan mayormente a las personas que se encuentran esperando colectivos en las paradas del transporte urbano.

“Las calles están poco iluminadas y hay muchos terrenos sucios, que no están cercados y se utilizan para esconderse. Acá no se ve la policía, muy de vez en cuando. La presencia policial es nula y todos estamos expuestos”, aseguró la joven.

“La gente no sale de noche y yo, que tengo un pequeño negocio, a las 7 de la tarde me tengo que encerrar porque tengo miedo”, añadió la mujer.

En esta línea, la mujer sostuvo que producto de esta situación en San Marcos, los vecinos modifican sus hábitos para evitar los asaltos, como usar carteras pequeñas o evitar estar solos en paradas de ómnibus. Vanesa pidió más presencia policial, más iluminación pública y limpieza de los terrenos.

También abandono y anegamiento en el barrio

Por su parte, otra vecina del barrio, María José, se quejó por la intransitabilidad de la zona de la intersección de las calles 67 y 150, donde una canaleta se desborda e inunda el lugar. “La comisión vecinal no solucionó este tema y cuando llueve nos inundamos siempre. Vino la municipalidad, pasaron con la máquina, rompieron el muro, el piso, la calle, parte del asfalto y quedaron pozos. Pedimos que no dejen pozos y nos dijeron que si quierían un trabajo bien hecho, que lo hagamos nosotros”, reveló María José, señalando que el trabajo del municipio, empeoró la situación.

Más noticias
Comentarios

Más de posadas

Policiales