Provinciales

Denuncian corrupción en el ingreso a la Policía de Misiones

cargando anuncio

Mabel Rivero de la familia policial Autoconvocada habló con MisionesCuatro sobre la detención de un “Poliladron” por el robo de un celular. El tema abrió el debate por el “acomodo” en el ingreso a la escuela de policía.

Denuncian corrupción en el ingreso a la Policía de Misiones

Mabel Rivero de la familia policial Autoconvocada habló con MisionesCuatro sobre la detención de un “Poliladron” por el robo de un celular. El tema abrió el debate por el “acomodo” en el ingreso a la escuela de policía.POSADAS. El jueves al mediodía la policía asistió hasta la Chacra 120, calle 76 y Monseñor de Andrea. En el lugar, vecinos tenían demorado a un joven que momentos antes había robado el celular de una joven. La víctima y su pareja siguieron al ladrón y con ayuda de dos personas lograron reducir al delincuente que fue identificado como Franco Andino, Agente de Policía de 23 Años con prestación de servicios en el Grupo de Intervención Rápida (GIR).

La noticia rápidamente pasó de ser un simple robo de un celular a transformarse en un escándalo. La repercusión en las redes sociales abrió nuevamente el debate en la opinión pública sobre el acomodo para el ingreso a las fuerzas de seguridad, la más apuntada, la policía.

Andino de solo 23 años prestaba servicios en el Grupo de Intervenciones Rápida (GIR). Según el propio parte policial, tras conocerse el hecho, fue dado de baja de la institución. Al parecer un “invento” del Jefe de la Policía de Misiones, Manuel Céspedes.Consultada por el hecho, Mabel Rivero de la familia policial Autoconvocada dijo a MisionesCuatro que la situación del joven efectivo policial fue “lamentable”. “Esa gente mancha la institución y pone en el tapete la diferencia que hacen”, opinó.

En relación a los “acomodos” en el ingreso a la policía, Rivero, madre de un efectivo de la policía -pasado a disponibilidad, aparentemente por impulsar la creación de un sindicato de policías-, aseguró que durante todo el 2017 ingresaron a la fuerza “exclusivamente bendecida, acomodada”.

Rivero manifestó que es necesaria la asistencia psicológica de los efectivos porque el trabajo “no es fácil, y hay mucho riesgo en la calle”. A eso se sumaría una estricta y rigurosa conducción de la Jefatura. “Este jefe es represor, no puede volar una mosca porque trasladan,  sanciona, denuncia y no paga horas extras. El policía está con la carga de la presión del jefe más la presión del servicio”, denunció.Relacionada: Vecinos detuvieron a poliladron en pleno robo – Vía MisionesCuatro.comJK

Comentarios