Provinciales

Denuncian una ‘mafia de usurpaciones’ que involucra a Ripoll

cargando anuncio

José Alegre, dueño de un terreno con propiedad veinteñal, reveló a MisionesCuatro que un grupo de usurpadores, en complicidad con la policía, están invadiendo su terreno, quitándole espacio para sus vacunos. Aseguró que la municipalidad está involucrada en las maniobras.   

Denuncian una ‘mafia de usurpaciones’ que involucra a Ripoll

GARUPÁ. Una grave denuncia sobre una presunta ‘mafia de usurpaciones’ golpea a la gestión del alcalde renovador, Luis Ripoll, señalado como uno de los instigadores de ocupaciones ilegales ligadas a negocios inmobiliarios en Garupá. El ganadero José Alegre, denunció ante MisionesCuatro, que un grupo de personas está invadiendo sus terrenos con la complicidad de la policía y del poder político local, con el objetivo manifiesto de expulsarlo de su terreno.

Según Alegre, todo comenzó en 2013, con una primera intrusión en su lote sobre el que tiene propiedad veinteñal. “Fui a denunciar y resultó que ya había una mafia organizada y ya habían planificado con la policía. El Comisario Esquivel, no me tomó la denuncia y va con esa persona (el intruso) y me hace a mí, la misma denuncia”, contó Alegre, añadiendo que esa denuncia se tramitó en el juzgado de instrucción 6, que dictó su sobreseimiento, el año pasado.

“El juez Ricardo Balor sacó una orden de desalojo que entregamos con el Dr. (José Luis) Rey en la Comisaría Quinta (de Garupá). Pero empezaron a jugar con el oficio y no se realizó el desalojo, que pasó a Apelación. En Abril, me atropellan de nuevo con la policía, sin dejarme espacio para los animales”, añadió Alegre, dando cuenta de una serie de misteriosos incumplimientos en beneficio de los que él señala como usurpadores, Héctor y Julio González, padre e hijo, respectivamente.

“Mis animales se están muriendo de hambre”, añadió el pequeño ganadero.

De acuerdo con su versión, son unos 10 o 15 usurpadores los que les quitan parte de su lote, con la protección policial, pero detrás de la maniobra, estaría el mismísimo Luis Ripoll. “Hay una mafia organizada y está metida la municipalidad. Ellos metieron papeles para entorpecer (la causa). Hay fraude y asociación ilícita entre esta gente y el municipio”, subrayó el hombre, respecto del conflicto por los lotes 4 y 5 del barrio Punta Alta.

Apuntando a la disputa de tierras, Alegre aseguró que los usurpadores, con apoyo policial y político, presentan un título de la inmobiliaria Garupá –que pertenecería a los González-, el cual data de 2010. “Pero hay cuatro familias que hace 30 años que están ahí. Como (los usurpadores) no tuvieron éxito en el reclamo civil, pasaron al plan B, sacándome por la fuerza, una parte de tierras y me denuncian como si yo fuera quien robó y usurpó”, se quejó Alegre.

Connivencia de la policía

Sobre este punto, el denunciante puso el foco en la complicidad policial con las usurpaciones, porque los uniformados no hicieron cumplir la orden de desalojo emitida por el juez Balor y, a posteriori, lo echan a él sin orden judicial alguna. Luego, los usurpadores presentan la denuncia en su contra. Alegre difundió varias constancias policiales en las que dio cuenta de amenazas y violencia física ejercida en contra suyo, instigada por los González.

Alegre pidió al Ministro de Gobierno, Marcelo Pérez que cambie a los jefes de la Comisaría Quinta y de la Comisaría de Garupá, en particular a este último, quien sería, según sus sospechas, “quien ordena a esa parte mafiosa para limitar mi terreno. Van sin orden judicial”, insistió, recordando que la policía es auxiliar de la justicia y no al revés.

De acuerdo con Alegre, su terreno está mensurado y loteado en la Dirección Provincial de Catastro, por lo que en la causa judicial se comprobará que su derecho es legítimo y los intrusos son quienes lo denunciaron al principio del conflicto, en 2013.

jmm.

Comentarios