Provinciales

Dura respuesta de trabajadores de Pediatría al ministerio de Trabajo

Los trabajadores del Hospital de Pediatría difundieron un duro comunicado respondiendo a las declaraciones del ministerio de Trabajo, quien declaró que el paro en el nosocomio es “ilegal”.

Dura respuesta de trabajadores de Pediatría al ministerio de Trabajo

En los últimos días, los trabajadores del hospital de Pediatría decidieron hacer un paro por tiempo indeterminado que comenzará este lunes 4 de noviembre. Ante esta situación, el ministro de Trabajo, Juan Carlos Agulla, firmó una resolución declarando ilegal toda medida de fuerza del sector, argumentando que el sector de los trabajadores autoconvocados, deben desistir comenzar el paro por tiempo indefinido.

“El gobierno de la provincia de Misiones, a través de uno de sus Ministerios ( el de Trabajo), expresa que el reclamo de esta parte, no reúne tales requisitos, …. En realidad, expresa que existe mérito, pero no así oportunidad y conveniencia, fundamentando tal situación en una crisis de tipo Nacional, que indican … sin precedentes. Argumenta la provincia de Misiones, que la crisis alimentaria y la falta de envío de algunos fondos luego de las elecciones PASO de Agosto pasado, colocan a las arcas provinciales, seriamente comprometidas”, comienza el comunicado difundido por los empleados de Pediatría.

“Todos estos argumentos resultan válidos, claramente que si, … si pudiéramos determinar el inicio de nuestro problema en el mes de agosto de 2019 o los meses siguientes, pero la verdad es que los trabajadores del HOSPITAL DE PEDIATRÍA DR BARREYRO, arrastramos situaciones de precarización laboral, desde hace ya muchos años, no de los últimos meses”, continúan.

En referencia a la ilegalidad de la medida, señalan que “mide con la vara ajena, toda vez que, el análisis de la oportunidad, mérito y conveniencia, resulta la tabla de análisis de las decisiones políticas de los funcionarios del estado, nunca de los administrados. Llama la atención esta confusión que incluso resulta clara para un estudiante, pero no para un funcionario del estado, toda vez que nosotros no actuamos por un ente Ideal como lo es el estado, sino por nuestros propios derechos, en realidad la vara por la que debiera medirse nuestro accionar, debiera ser NECESIDAD, MÉRITO Y RECONOCIMIENTO”.

Y en esos puntos manifiestan

NECESIDAD, sin lugar a dudas las tenemos, no solamente los trabajadores precarizados (en negro, monotributistas, subcontratados), sino también los ¨registrados¨ que percibimos haberes por debajo de la línea de pobreza (todos) o del salario mínimo, vital y móvil (la mayoría).

MÉRITO, no creo que esto entre en discusión alguna, toda vez que todos los trabajadores sanitarios, hemos invertido mucho tiempo de nuestra vida en la formación académica y la mayoría de nosotros hemos realizado especializaciones, las cuales si bien nadie es imprescindible, resulta difícil de ser sustituida.

RECONOCIMIENTO, trabajar siempre con la responsabilidad de tener en nuestra manos vidas humanas y, sobre todo de niños, niñas y adolescentes, debe ser reconocido por el estado, máxime cuando debe valorarse y ¨reconocerse¨que nuestro trabajo no es el mismo de otros empleados públicos, lo nuestro siempre o casi siempre es de urgencia y debe resolverse en tal sentido, por eso el reconocimiento resulta necesario.

Es claro, la oportunidad, mérito y conveniencia resulta la vara equivocada, pero ya que estamos, podríamos aplicarla al mismo estado misionero, y preguntarnos como el Ministerio de Trabajo, puede afilar tanto su pluma para desmerecer nuestro reclamo, pero no vierte un solo acápite de su RESOLUCIÓN a valorar la situación de los empleados precarizados, sin contrato ni cobertura social, los monotributistas que facturan a terceros, los subcontratados por los propios profesionales, etc etc, esto si debe ser valorado y analizado desde la responsabilidad de los FUNCIONARIOS QUE ADMINSTRAN LA COSA PÚBLICA, no como propia sino como propiedad de la sociedad… pero sería demasiado pedir que analicen la conducta de sus propios funcionarios públicos.

También nos vemos en la necesidad de rechazar la amenaza de que trabajamos con un sector sensible como lo son los niños, niñas y adolescentes, toda vez que somos nosotros quienes vemos la falta de contención social y de salud en muchos casos y más de una vez tuvimos que sacar de nuestro propio bolsillo para paliar las inexistentes políticas públicas de nuestra provincia.

Finalmente, hacemos un llamado a la sinceridad de los mismos FUNCIONARIOS PÚBLICOS DE LA PROVINCIA DE MISIONES que firman el documento, para ver si sus sueldos, también de empleados de la COSA PÚBLICA, resultan acomodados a la emergencia alimentaria y a la crisis sin precedentes, si un diputado, Ministro o el propio gobernador de la provincia, tienen sueldos inferiores a los $15.000 como la mayoría de nosotros (algunos sin cobertura social), o si la crisis solo debemos soportarla los sectores trabajadores y otros sectores continúan defendiendo y agigantando sus PRIVILEGIOS como cuestión de OPORTUNIDAD MÉRITO Y CONVENIENCIA.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Nacionales
General