Provinciales

Advierten que en almacenes de barrios casi no se compra carne y se ofrecen productos de segundas marcas

cargando anuncio

Así lo confirmó al noticiero central de MisionesCuatro, Belén Wagner, Directora Provincial del ISEPCi, cuyo relevamiento de precios arrojó una suba de 3,94% en despensas de barrios populares.

Compartir
Compartir articulo

Advierten que en almacenes de barrios casi no se compra carne y se ofrecen productos de segundas marcas

POSADAS. El Instituto de Investigación Social, Económica y Política (ISEPCi) dio a conocer un informe de precios de los barrios de la ciudad. En septiembre habrían aumentado alrededor del 3,94%.

En diálogo con el noticiero central de MisionesCuatro, Belén Wagner, Directora Provincial del ISEPCi, comentó que se toman los mismos 57 productos que componen la canasta básica alimentaria, con la diferencia que lo hacen de forma presencial en despensas y almacenes de barrio. “Creemos que las familias gastan en el comercio de cercanía y porque es importante tener datos que reflejen lo que viven las familias de sectores populares”, dijo.

Además, entre el equipo de más de 100 encuestadores hay profesionales y coordinadores de merenderos y educadores populares, con conocimiento territorial y que forman parte de los barrios. “La figura fundamental son los comerciantes”, agregó.

Consultada sobre la diferencia de precios entre los comercios barriales y los supermercados, Wagner explicó que la compra en el supermercado mayorista ya tiene un precio al que se le suman flete, combustible y otros gastos, tienen injerencia en el precio final que “sale con más aumento”.

“La mayoría de los barrios están en la periferia de las ciudades y vivir allí tiene un costo diferente”, comentó.

En relación a los datos recabados, Wagner dijo que los números son provinciales y tiene que ver con análisis que cubren a localidades del norte, sur y centro. “Todos los meses relevamos en Posadas, Candelaria, Garupá, Puerto Rico, Esperanza, Eldorado, Apóstoles, Alem, San Vicente y otras localidades.

Según Wagner, durante el último tiempo los almaceneros manifiestan que dejan de traer ciertos productos porque la gente ya no compra. “Dejamos de traer carne, tratamos de abastecernos de marcas baratas porque las familias no nos van a poder comprar”, comentó sobre las preocupaciones de los comerciantes. “Son datos estadísticos que reflejan la situación de familias de sectores populares que muchas veces no pasan la línea de indigencia.

Comentarios