Provinciales

Matones atacaron a familias de campesinos, para echarlos de terrenos

cargando anuncio

Un supuesto dueño pretende que un centenar de familias dejen un terreno que ocupan desde hace más de 15 años en algunos casos y en las últimas horas mandó a seis delincuentes a destruir viviendas. Las familias salieron a cortar la ruta para hacer visible el conflicto y lograr que el Estado intervenga por su seguridad.

Matones atacaron a familias de campesinos, para echarlos de terrenos

Un supuesto dueño pretende que un centenar de familias dejen un terreno que ocupan desde hace más de 15 años en algunos casos y en las últimas horas mandó a seis delincuentes a destruir viviendas. Las familias salieron a cortar la ruta para hacer visible el conflicto y lograr que el Estado intervenga por su seguridad.PUERTO MADO. Familias de campesinos que ocupan un terreno desde hace décadas, fueron atacadas por unos matones enviados por un supuesto propietario, lo que originó una protesta sobre la ruta nacional 12.

Según una fuente consultada en Mado, las familias que residen en el lugar cultivando vegetales y realizando actividades agrícolas, están sufriendo presiones por parte de una persona que se presenta como el dueño de un lote, en el que se encontraba la ex empresa Esca –ahora desaparecida porque presentó quiebra.

En las últimas horas, se presentaron seis sujetos en representación del supuesto dueño, quienes atacaron a las familias, destruyendo viviendas de madera y otras posesiones de las familias. “Como persona de colonia, es terrible. Una persona de plata que viene a amenazar a colonos. Los vecinos estaban haciendo reviro y los chicos se asustaron y corrieron”, contó una fuente de Mado.

“Cansados de las amenazas las familias se fueron a la ruta”, añadió la fuente.

Según se pudo saber, el conflicto por las tierras arrancó en Julio del año pasado, cuando el supuesto dueño se presentó ante la justicia para desalojar a los campesinos, algunos de los cuales tendrían varios años de residencia en el lugar –las antigüedades de ocupación varían entre los 7 y 15 años, según fuentes consultadas.

Sin embargo, al haber una medida de “no-innovar” en favor de los campesinos, desde Noviembre-Diciembre del 2018, comenzaron las amenazas, proceso que desembocó en el ataque registrado en las últimas horas. “Es el estilo de apriete al mejor estilo del Mensú”, graficó la fuente mencionada, quien insistió en que estos campesinos se dedican al cultivo para el autoabastecimiento –maíz, mandioca, etc.-, de baja escala.

Por otra parte, según trascendió, en caso de no obtener respuestas de las autoridades provinciales, en lo que refiere a garantizar su seguridad, las familias volverán al corte de ruta para hacer visible su situación.

jmm.

Comentarios