Ley XII – nº 28