Internacionales

Irán presenta nuevo sistema de defensa en medio de tensión con EEUU

cargando anuncio

En medio de una escalada diplomática y bélica con Estados Unidos, el gobierno de Irán presentó un nuevo sistema de defensa aérea para “reforzar y mejor la seguridad” del país.

Irán presenta nuevo sistema de defensa en medio de tensión con EEUU

En medio de una escalada diplomática y bélica con Estados Unidos, el gobierno de Irán presentó un nuevo sistema de defensa aérea para “reforzar y mejor la seguridad” del país.

“El Ejército ve una obligación reforzar la defensa aérea y mejorar la seguridad del cielo de la República Islámica con la fabricación de equipos más avanzados”, explicó durante la ceremonia de inauguración el ministro de Defensa, el general de brigada Amir Hatami, citado por la agencia de noticias EFE.

El general explicó que el nuevo desarrollo armamentístico y defensivo responde a “las necesidades” del país y “los tipos de amenazas” que enfrenta, sin dar detalles sobre estas últimas.

El nuevo sistema de defensa aérea fue bautizado 15 de Jordad y posee la capacidad de detectar, interceptar y destruir seis objetivos de forma simultánea, desde cazabombarderos hasta aviones no tripulados.

Está construido completamente en el país y utiliza misiles iraníes del tipo Sayad-3.

Durante la ceremonia de presentación, se hizo una prueba del disparo de un misil en una zona desértica del país y se mostró cómo destruía por completo su objetivo, según un vídeo que mostró la televisión estatal iraní.

El año pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumplió su promesa de campaña y sacó a su países del acuerdo multilateral que las principales potencias del mundo habían firmado con Irán en 2015 para congelar su programa nuclear a cambio de suspender muchas de las sanciones que asfixiaban su economía y su acceso a los mercados internacionales.

Con la salida unilateral de Estados Unidos del acuerdo, éste empezó a tambalear y la tensión entre los dos viejos enemigos renació con más fuerza.

Este año, la Casa Blanca designó a los Guardianes de la Revolución, un cuerpo de élite de las fuerzas de seguridad de Irán, como un grupo terrorista, una decisión inédita que desató una escalada diplomática y militar entre los dos países.

Estados Unidos amplió su poderío militar en la zona del Golfo Pérsico, Irán dio por suspendido una parte del acuerdo nuclear para reactivar parcialmente su programa y anunció que reforzaría sus capacidades bélicas para enfrentar una posible guerra.

Esta semana, Estados Unidos volvió a alimentar la tensión bilateral al sancionar al mayor grupo petrolero de Irán y a una red de 39 compañías subsidiarias nacionales y extranjeras, responsables, según Washington, del 40% de las exportaciones de crudo iraní.

Comentarios