Trump increpó a periodistas en la Casa Blanca

Categorías: Internacionales.

Palabras destacadas: tensa rueda, tensa rueda de prensa, jim acosta, prensa libre, enemigo del pueblo, supresión de votantes, elecciones legislativas, periodistas, cnn, casa blanca, ryan, trump, donald trump, mandatario, pregunta, prensa, periodista, estados unidos, rueda de prensa, y presidente.
Visibilidad: Destacadas por categoría – Política.

El presidente norteamericano Donald Trump, hostigó a dos periodistas en una tensa rueda de prensa en la Casa Blanca, tras las elecciones legislativas.

WASHINGTON, EEUU. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, increpó este miércoles a dos periodistas durante una tensa rueda de prensa sobre los resultados de las elecciones legislativas y volvió a referirse a los medios de comunicación como “el enemigo del pueblo”, minutos después de prometer trabajar por superar las divisiones en el país.

En un intercambio de una tirantez inusual transmitido en vivo, Trump calificó a un periodista de CNN de “muy maleducado”, rechazó por “racista” una pregunta de una reportera negra, ordenó a otra periodista que se sentara y en un punto hasta se bajó del podio como si fuera a interrumpir la rueda por estar molesto con las preguntas.

El primer enfado de Trump ocurrió cuando el periodista Jim Acosta, de la cadena CNN, rebatió la caracterización del presidente de la caravana de migrantes que avanza por México hacia Estados Unidos como una “invasión” inminente.

“Honestamente, creo que usted debería dejarme dirigir el país…usted dirija CNN”, respondió el presidente alzando su voz.

Acosta intentó entonces continuar con otra pregunta sobre el Rusiagate, pero la paciencia de Trump, lo poco que le quedaba, ya estaba colmada.

“Ya es suficiente, suficiente. Dejá el micrófono… Te diré una cosa, la CNN debería estar avergonzada de sí misma por tenerte a ti trabajando para ellos. Eres un maleducado, una persona terrible”, dijo el mandatario.

Mientras las cámaras enfocaban al periodista, una empleada de la Casa Blanca se acercó a Acosta y trató de sacarle el micrófono de la mano. El periodista se lo impidió y se negó a sentarse, mientras Trump seguía mascullando cosas inaudibles en su contra.

El mandatario, blandiendo su dedo índice en dirección al reportero, concluyó: “Cuando ustedes dan noticias falsas, algo que CNN hace mucho, ustedes son el enemigo del pueblo”.

El presidente acostumbra chocar con periodistas, aunque también parece disfrutar las ruedas de prensa.

En la de hoy, sin embargo, luego de que su Partido Republicano perdiera el control de la Cámara de Representantes en las elecciones de ayer, Trump parecía más enojado que extrovertido.

“¡Siéntese!”, le gritó varias veces a April Ryan, una corresponsal de la radio American Urban Radio Networks, cuando trató de hacer una pregunta sobre leyes de algunos estados que han impedido a muchas personas, sobre todo integrantes de minorías, registrarse para votar.

“No te autoricé (a preguntar). No te autoricé. ¿Quierés supresión de votantes? Yo te voy a dar supresión de votantes. Mirá las encuestas de CNN y lo inexactas que eran”, disparó Trump.

Como Ryan persistió, el mandatario lo siguió regañando.

“¡Qué medios tan hostiles, qué mal!, dijo, acusando a Ryan de interrumpir a un colega.

Más tarde, cuando la periodista de la cadena de televisión PBS, Yamiche Alcindor, le preguntó a Trump sobre el nacionalismo blanco, el mandatario le respondió que la pregunta era “racista”.

“Lo que usted dice están insultante para mí”, dijo Alcindor, quien, como Ryan, es afroestadounidense.

CNN condenó los exabruptos de Trump contra la prensa.

“Los continuos ataques del presidente contra la prensa han ido demasiado lejos. No son solo peligrosos, sino que son inquietantemente anti estadounidenses”, dijo la cadena en un comunicado.

“Mientras que el presidente Trump ha dejado en claro que no respeta la prensa libre, ha jurado protegerla. Una prensa libre es vital para la democracia, y apoyamos a Jim Acosta y a sus colegas periodistas estén donde estén”, agregó la nota.

Atacar a la prensa generalmente redunda en beneficio de Trump. Muchos de sus partidarios creen a ultranza sus denuncias de que los medios están controlados por élites izquierdistas.

Télam

Comentar