Política

Macri aceptó absorber casi el 70% del ajuste

cargando anuncio

El presidente elevó a $200.000 millones la cantidad de recortes que encarará la Nación y les deja $40.000 millones más a las provincias. Habría cedido a las presiones del peronismo.

Macri aceptó absorber casi el 70% del ajuste

El presidente elevó a $200.000 millones la cantidad de recortes que encarará la Nación y les deja $40.000 millones más a las provincias. Habría cedido a las presiones del peronismo.
CAPITAL FEDERAL. Los ministros Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne terminaron de delinear ayer una nueva propuesta para acercarle a los gobernadores y al bloque peronista del Senado para el armado del Presupuesto 2019 y que requiere un recorte del gasto público consolidado de $300.000 millones.

La nueva propuesta consiste en que la Nación se haga cargo del 66,7% del ajuste, unos $200.000 millones y que el 33,3% restante sea distribuido entre las provincias.
La propuesta original contemplaba que la Nación se hiciera cargo de $160.000 millones y que el resto fuera hecho por las provincias: $18.000 por la Ciudad de Buenos Aires, $43.000 millones por la provincia de Buenos Aires y $80.000 millones el resto de las provincias.

Por su parte, Vidal puso el límite en la gobernabilidad: hasta $23.000 millones podía ajustar, más no. Similar fue el caso de Larreta, quien dijo que estaba en condiciones de absorber hasta $10.000 millones del ajuste. Y el Senador Pichetto ya les había anticipado a Frigerio y Dujovne que el peronismo no iba a aprobar el recorte de $80.000 millones para el resto de las provincias.

Bajo la nueva propuesta, las provincias y la Ciudad deberán absorber $100 millones de dólares, un 28,5% menos que en el escenario original delineado por Dujovne. Y la distribución del peso del ajuste sería repartido “de forma ecuánime”, es decir, siguiendo los prorrateadores de la coparticipación federal de impuestos. La idea del Gobierno al proponer este criterio es evitar una batalla entre las provincias.

Con una ventaja adicional: bajo este criterio, Vidal debería hacerse cargo de recortar su presupuesto en unos $20.000 millones, por debajo del tope que puso para no desencadenar un nivel de conflictividad social que atente contra la gobernabilidad.

La pregunta del millón es cómo hará el Estado nacional para recortar el presupuesto en $200.000 millones. De momento, en el Hacienda trabajan en recortar también obras públicas que realiza la Nación en las provincias y que son más bien de carácter municipal como las que hace el Programa Hábitat. Dujovne buscará discutir con todos los gobernadores a qué jurisdicción competen esas erogaciones, con tal de trasladarlas a las provincias.

Por eso, Frigerio y Dujovne se reunieron ayer con representantes de las provincias con gobernadores afines a Cambiemos, principalmente ministros de Hacienda provinciales, tal y como hizo la semana pasada. Y mañana lo harán con los del resto de las provincias.

Estos recortes no se acercan ni remotamente al monto necesario para cumplir con el acuerdo con el FMI, por lo que se reabren nuevamente dos interrogantes. El primero es el tema del gasto social. En el Estado nacional, el 70% de los gastos corrientes son rígidos por corresponder a jubilaciones, pensiones y planta permanente.

El segundo es la cuestión del número de Ministerios. En principio, Dujovne buscará avanzar en el recorte de partidas. Cuando las dependencias estatales se queden sin partidas a ejecutar más que los sueldos, pasarían a convertirse en cáscaras vacías. Así se identificarían, tentativamente, las áreas a fusionar y se avanzaría con la reestructuración del organigrama del Estado nacional.LPO/gw.

Comentarios