Posadas

El boleto podría sufrir otra suba en Posadas

cargando anuncio

Lo ratificó el Secretario de Gobierno Fabián Florentín, que reiteró que el nuevo valor sólo se mantendría si Nación no recorta subsidios. Sigue la polémica por la cantidad de pasajeros transportados por kilómetros recorridos, que ni el municipio ni las empresas, informan a los usuarios de colectivos.

El boleto podría sufrir otra suba en Posadas

Lo ratificó el Secretario de Gobierno Fabián Florentín, que reiteró que el nuevo valor sólo se mantendría si Nación no recorta subsidios. Sigue la polémica por la cantidad de pasajeros transportados por kilómetros recorridos, que ni el municipio ni las empresas, informan a los usuarios de colectivos.POSADAS. Tras el incremento del transporte urbano fijado por el alcalde renovador de Posadas, Joaquín Losada, su principal ladero, Fabián Florentín, volvió a advertir que podría haber un nuevo aumento del boleto. Apelando al remanido argumento que emplean funcionarios de la Renovación, Florentín reiteró que si Nación decide recortar los subsidios, el precio volverá a aumentar. Este viernes, Losada otorgó un aumento a las empresas de transporte, lideradas por el Grupo Zbikoski.

El alcalde firmó el decreto con el que autoriza una suba del 37 por ciento en la tarifa del boleto que se realizará en dos tramos. Desde este lunes 1ro. de enero, el boleto costará 10,50 pesos para quienes paguen con Sube Misionero. Mientras que los que paguen con efectivo, abonarán 13 pesos.

En tanto desde junio, el boleto con Sube costará 12 pesos, mientras que viajar abonando en efectivo seguirá costando 13 pesos.

Para Florentín, Cambiemos es responsable de un nuevo boletazo

“Con esta tarifa pretendemos incluir la cuestión del servicio que estuvo muy presente en la Audiencia Pública”, sostuvo Florentín a medios posadeños. “Entendemos que el aumento es suficiente para el tiempo de ahora y que es soportable de acuerdo al servicio que recibe la gente. Lo que más afectaría es la decisión del gobierno nacional de querer cortarnos los subsidios”, lanzó el secretario de gobierno.

Con esto, Florentín abrió el paraguas y ya está culpando a Nación por un nuevo boletazo en un futuro cercano.

“Esa discusión no estuvo en esta tarifa que se armó con lo que hoy el gobierno nacional paga de subsidios”, enfatizó el funcionario. Al tiempo que insistió en que los subsidios nacionales son “un componente importante. Pero, dicho sea de paso, viene perdiendo valor porque está congelado hace dos años”, soltó.

Florentín reiteró que las empresas lideradas por el Grupo Zbikoski, uno de los principales aportantes de las campañas de la Renovación, pretendían un boleto cercano a los 30 pesos. “Es lógico que las empresas quieran ganar y está bien. Pero es un servicio público y nosotros en la ecuación polinómica le incorporábamos los intereses, las necesidades y la realidad que vive la gente”, opinó el funcionario.

El problema de los números que el municipio y las empresas ocultan

Nuevamente, vuelve a ponerse sobre el tapete, el problema de los números de las empresas. El sistema SUBE Misiones, que maneja la empresa Servicios Urbanos SA, fue adoptado para que el municipio conozca con precisión, la cantidad de pasajeros transportados por kilómetros recorridos. Ese dato, entre otros, es clave en la fórmula polinómica utilizada para determinar el precio del boleto urbano.

Sin embargo, ni el municipio, ni mucho menos, las empresas, informan a los usuarios sobre ese crucial dato. Del Grupo Zbikoski, se entienden los motivos por los que no hacen público su margen de rentabilidad. Por un lado, estarían brindando información clave a potenciales competidores. Por el otro, podrían dejar en evidencia, que sus pedidos de incrementos de tarifas son exagerados o injustificados.

Pero del municipio posadeño, que no informe sobre la rentabilidad de las empresas, sólo puede entenderse en función de un acuerdo político. Lo cual no extraña tanto, si se tiene en cuenta que el Grupo Zbikoski es el que moviliza a los militantes de la Renovación, en las campañas electorales.

Sea como sea, el municipio de Posadas tomó la decisión de hacer pagar a Nación y a Cambiemos, el costo político de un nuevo boletazo. Y lo harán invocando el tema de los subsidios. Curiosamente, Florentín volvió a omitir que el municipio y la provincia también tienen congelados los subsidios al transporte público, ya desde la época del gobierno kirchnerista.

Relacionadas:

Aumentó el boleto urbano

Florentín sobre el boletazo: “Dependemos de subsidios”

JMM.

Comentarios