Política

Schiaretti también pidió “boletas separadas”

El gobernador cordobés, que con su partido se presenta a elecciones con boleta corta, quiere emular la maniobra del Frente Renovador misionero, pero la Justicia Federal de Córdoba se lo rechazó, a diferencia de lo ocurrido en Misiones, donde la jueza Skanata avaló el pedido. Ahora, la Cámara Nacional Electoral debe definir sobre ambos pedidos que fueron apelados.

Schiaretti también pidió “boletas separadas”

CÓRDOBA y BUENOS AIRES. La justicia federal de Córdoba rechazó el planteo de Juan Schiaretti para que todos los candidatos presidenciales compitan con boleta corta en su provincia, una estrategia que impulsó el Frente Renovador misionero y que parecía extenderse a los distritos donde los gobernadores no apoyan a ningún candidato presidencial y se presentan con “boleta corta”.

El juez federal Ricardo Bustos Fierro, con competencia electoral, no hizo lugar al planteo de “Hacemos por Córdoba”, el nombre formal del peronismo cordobés, que pretendía que todos los partidos y frentes presenten boletas largas (es decir con las dos categorías –diputados y presidente-) y también boletas con los dos tramos separados.

Esta maniobra rompe con el “efecto arrastre” que tendrían las candidaturas presidenciales: en un escenario fuertemente polarizado, los espacios que presenten boletas largas, podrían sumar votos para sus candidatos a diputados, por el escaso corte de boleta. Así, los espacios con boleta corta se verían perjudicados porque los electores terminarían votando automáticamente a candidatos a diputados nacionales, al optar por una determinada fórmula presidencial.

Dado el revés judicial ante el fallo de Bustos Fierro, el PJ cordobés tendrá ahora la posibilidad de apelar ante la Cámara Nacional Electoral, adonde también llegará el reclamo de la oposición de Misiones, que anunció que irá contra el fallo que benefició a la fuerza que lidera de Carlos Rovira.

El inédito fallo de la jueza de Posadas, con competencia electoral, María Verónica Skanata, que avaló las “boletas separadas”, es decir, que obliga a todos los partidos con boleta larga a imprimir boletas presidenciales sueltas, abrió el juego a los otros cinco mandatarios que anotaron un sello propio para competir despegados de los presidenciales.

De hecho, el controvertido fallo de Skanata, funciona como un antecedente ideal para obligar a sus rivales locales a imitarlos y no beneficiarse del arrastre de las dos fórmulas presidenciales que polarizan la pelea nacional, y por decantación, las elecciones de diputados nacionales.

Varios gobernadores quieren boletas sueltas

Además de Schiaretti se esperaban jugadas similares de otros gobernadores como Mariano Arcioni (Chubut), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Alberto Weretilneck (Río Negro), aunque en éste último caso Juntos por el Cambio le facilitó el panorama retirando el tramo de senadores de la boleta.

Según LPO, la jugada de los gobernadores encendió las alarmas del radicalismo y la Coalición Cívica ya que temen que desde la Casa Rosada, se prefiera la proliferación de boletas cortas para fortalecerse en territorios adversos, especialmente en Córdoba.

“¿Por qué los apoderados de Cambiemos no apuraron la apelación en Misiones para impedir el efecto cascada en otras provincias?”, se preguntaban en la conducción de la UCR.

Ahora la Cámara deberá definir sobre dos fallos –el de Bustos Fierro y el de Skanata- completamente diferentes, sobre el mismo tema. En los partidos recuerdan que la fecha de la elección se acerca y las boletas tienen que empezar a imprimirse.

Leé también:

Acusan a Skanata por su fallo “a medida” del FR

Boletas cortas: “Juntos Por el Cambio” apeló el fallo

Boletas separadas: “No hay ‘misionerismo’, sino vergüenza”

La Justicia aprobó el uso de boletas cortas en Misiones

Más noticias
Comentarios

Más de politica

Policiales
Espectáculos
<