Justicia

Juicio contra el hijo de directora del Iprodha: médicas confirmaron el abuso contra la niña

cargando anuncio

En la segunda jornada del debate en el que José García, el hijo de Silvina Ramos, está acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante”, dos profesionales de la salud señalaron que “existió el abuso y que no hay un relato inoculado” de la víctima. “El juicio se da bajo un absoluto y pronunciado hermetismo”, dijo el periodista Pablo García, sobre la censura que dispuso la jueza Viviana Cukla.

Juicio contra el hijo de directora del Iprodha: médicas confirmaron el abuso contra la niña

POSADAS. En lo que parece ser el juicio más resonante del año en Misiones, el debate oral y privado contra José García (h), acusado de abusar sexualmente de su propia hija en 2013, cuando la niña tenía 5 años de edad, la presidenta del Tribunal Penal, la jueza Viviana Cukla, ordenó a todas las partes involucradas –la querella, la fiscalía, la defensa y las familias del imputado y de la víctima-, que no brinden ninguna información sobre el desarrollo del proceso, una medida que no se vio en Misiones, en las últimas tres décadas, según confió el periodista Pablo García, en su columna “El Dato Político” para el Noticiero de MisionesCuatro, este miércoles.

En la segunda jornada del juicio que se sigue contra el hijo de la directora del Iprodha, Silvina Ramos –una encumbrada funcionaria renovadora que hace 17 años que ostenta un cargo jerárquico en el organismo-, brindaron testimonio las médicas que examinaron a la víctima en Cámara Gesell, una de ellas, perito del Hospital Madariaga de Posadas.

José García (h) acusado de abuso sexual gravemente ultrajante

Confirmación del abuso por parte de las médicas

De acuerdo con el periodista, “confirmaron que existió el abuso y que no hay un relato inoculado. Quiere decir, que la niña, cuando fue examinada en Cámara Gesell, no fantaseó en ningún momento”, al momento de contar “lo que le tocó vivir a los 5 años (de edad) con su padre. Se confirma lo que trajo a juicio a García (h)”, puntualizó García sobre el juicio en el que el acusado podría enfrentar una pena de prisión efectiva “siempre y cuando se mantenga la carátula” de “abuso sexual gravemente ultrajante”.

Según pudo saber García, hasta el momento, “no aparecieron pruebas que desacrediten este hilo conductor que lleva el juicio”.

Este miércoles, en la tercera jornada del juicio “fueron a declarar los padres y la hermana del imputado”, es decir, Silvina Ramos, José García (padre) y la hermana de José García (h).

José García (p) y Silvina Ramos

El bozal jurídico para que no se sepa lo que ocurre en el juicio

Sin embargo, la información sobre este juicio no se puede difundir “por una orden de la jueza Cukla de censura, bozal o mordaza judicial, para que los medios no tengamos acceso a lo que está pasando. Nunca me ha pasado en 30 años de profesión, que un juez por encima de la ley dicte una medida de este tipo”, expresó García, sobre la orden de esta magistrada, que va en línea con lo que vienen manifestando desde el inicio de la causa, la familia de Ramos y García, que repudian a la prensa que informa sobre el caso.

Sobre la jueza Cukla, ya pesarían “objeciones por parte de los abogados” y habría “una mirada crítica desde el Colegio de Magistrados y del Superior Tribunal de Justicia, pero tiene mucha ‘banca’ porque debe tener un padrino político”, comentó el periodista en su columna semanal.

La “mordaza judicial o un bozal” respecto de este juicio, no es algo nuevo, pues “la abogada Silvina Ramos acudió (en 2013) a una jueza civil para que la prensa no difundiera datos”, recordó García sobre otra medida judicial interpuesta respecto de esta causa, que, por entonces, estaba en etapa de instrucción.

Sin embargo, “no es la ley la que los autoriza, sino los jueces, en este caso Cukla, a vedarnos a la prensa y a las partes, de expresarnos sobre el transcurrir de este juicio”, cuestionó el periodista.

El historial reciente de la jueza Cukla

En esta línea, el cronista recordó que recientemente la jueza Cukla “le facilitó una vida más próspera a la escribana (Adriana) García, condenada por el homicidio del abogado (Guillermo José) Valdéz, junto a (Bertoldo) Neumann y el ‘Mosquito’ (Jorge) Ramírez (en 2003). Firmó contra lo que opinan sus colegas (jueces) y el fiscal, una autorización” para que la escribana homicida “utilice un auto cuando va a su trabajo (desde la Cárcel de Mujeres) y cuando tiene salidas recreativas los fines de semana”, indicó el periodista.

Con la suerte de “censura judicial”, la jueza Cukla “tomó como propio el pedido de la familia (del acusado) para que no se difundan informaciones del juicio. En los últimos años, hubo muchos casos de violación, que tuvieron divulgación pública e inclusive, que periodistas pudimos cubrir. Pero el juicio a José García se da bajo un absoluto y pronunciado hermetismo”, sentenció el periodista.

Respecto de cómo continúa el debate oral, este jueves declararán en el juicio “maestras y psicopedagogas del establecimiento al que iba la (víctima) para contar cuál era el comportamiento que tenía”, reveló el periodista. “Los alegatos van a sucederse la semana que viene, pero no está fijado el día. Van a ser tres, el de la fiscal, el del querellante, y el de la defensa”, afirmó el cronista sobre esta causa que estuvo unos 9 años parada y que incluyó un pedido de revinculación de la familia del acusado con la víctima.

Finalmente, el periodista enfatizó que el acusado “nunca pasó por un calabozo” y estando limitado judicialmente, “se iba de vacaciones al Brasil”. “Si no hay poder detrás de esta historia, que el STJ comience a indagar sobre el trabajo de Cukla”, remató.

Comentarios